A ella le gusta la gasolina… #dalemásgasolina

“A ella le gusta la gasolinaaa, dale más gasolina”, perrea mi marido en mi cara mientras se ríe de mí. Y es que la he vuelto a liar parda. Si es que ya lo dice mi marido: Eres la PUPAS GIRL.

Ya me he dado cuenta de buena mañana que algo no iba bien (y cuando digo de buena mañana quiero decir a las 6.30, que es cuando servidora pone un pie en la calle). He montado en mi coche y enseguida he tenido esa percepción de “hay algo que no funciona”:

La percepción ha durado poco porque a los 3 kms. mi coche parecía “ese caballo que viene de Bonanzaaaa”, literalmente trotaba. Así que he ido al galope desde mi casa hasta el trabajo. Eso sí que ha sido “montar un coche”. #esecochequevienedeBonanza

34o2gjs

Y nunca más he pensado en ello. He currado como una posesa para ganarme el sueldo y cuando he salido y he vuelto a ver mi coche…ha vuelto a mí la imagen del  galope matutino.

El coche arrancaba pero no pasaba de ralentí. Lo he forzado todo lo que he podido hasta que he visto a mi compañera haciéndome señales de que parara. Aquello era una fumata blanca y no la tontería que montan cuando Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Gasolina, a ella le gusta la gasolina, liarla parda2eligen Papa.

Por un momento he pensado que desaparecía dentro de la humareda. #axfisiarteentupropiohumo

 

He hecho lo único que se me ha ocurrido en un momento así, respirar hondo y buscar los papeles del seguro. Han salido mis 25 compañeros, todos maromos hechos y derechos. Me han hecho abrir el capo y cual día de la marmota me han hecho todos la misma pregunta:

  • ¿Cuándo fue la última vez que cambiaste el aceite?

WTF! ¿Qué clase de pregunta es esta? No me acuerdo ni de qué día me vino la última regla y me voy a acordar yo de un tema tan poco glamouroso como el del aceite del coche.

Siguiente tanda de compis: misma pregunta. Escúchame: ¿te he preguntado yo acaso cuándo fue la última vez que te compraste calzoncillos? No. Pues entonces, vamos a tener la fiesta en paz y cierra el capó de una vez.

Así hemos echado un ratito, mientras la peña iba haciendo a cada cuál su propio diagnóstico. Uno de ellos me ha mirado serio y me ha dicho con ojos amenazantes: “El aceite está negro”.

Me ha sonado a contraseña de cutre-peli de mafiosos.Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Gasolina, a ella le gusta la gasolina, liarla parda23

  • ¡Contraseña!
  • El aceite está negro
  • Puedes pasar, Johnny.

Finalmente sola. He llamado a la grúa, que ha prometido venir en media hora.

Y allí estaba yo, sola y meándome. Gran momento. Como estoy con lo de la operación biquini y tal, para que este año no me pase como cada año que voy tarde, bebo más agua que rana en charca para ver si pierdo aunque sea 300gr. Meándome a  chorro vivo estaba yo allí arrejuntando las piernas y aguantándome el pipi.

Y hambrienta. Muy hambrienta. Llevo días almorzando sólo fruta por lo de aligerar barriga y a eso de las cuatro de la tarde no es que tuviera hambre, ¡no!, es que si me dejan muerdo más que un Rottweiler.

He visto movimiento por la oficina y de pronto he vislumbrado un atisbo de esperanza de vaciar mi vejiga en sitio decente (estaba a minutos de buscar un arbusto cercano). Una compañera me ha abierto y yo he entrado atropellándola en dirección WC. Una vez resuelto el problema urinario, he bajado a la cocina comunitaria muerta de inanición.

He encontrado un yogurt caducado y me lo he comido sin respirar y sin tener en cuenta que soy intolerante a la lactosa.  Lo que (no) mata engorda. Sigo viva, así que fijo que ese yogurt ha ido derechito a mis caderas.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Gasolina, a ella le gusta la gasolina, liarla parda 4

De pronto recuerdo que tengo una bolsa de almendras en el cajón y subo los dos pisos para recuperarla, a una velocidad que no me pillan ni los corredores de maratón keniatas. Me alzo con la bolsa- trofeo y me como dos puñados de 10 en 10, como si me fueran a quitar la bolsa de un momento a otro.

Ha llegado la grúa y un tío tan majo como simpático me ha atendido divinamente. Mi coche ha subido al camión y mi culo a la cabina. He recordado los tiempos en que iba a trabajar con mi padre en el camión y lo bien que se ve todo desde tanta altura. Vamos, en mi salsa.

Regresando a casa como las princesas: en carroza. Y quien no se viene arriba es porque no quiere.

De pronto, recuerdo que reposté el día anterior en una nueva gasolinera y que DptoGarantiaMecanicaaunque pedí diésel, la manguera uno no me funcionaba, la dos tampoco y de pronto la tres… ¡sí!

Era tarde, salía del gimnasio, estaba hambrienta, cansada y con falta de azúcar. Y además por la noche todos los gatos son pardos y los surtidores también.

De pronto, mi mente hace una asociación de ideas en plan, ¿y si por una remota – muy, -muy – remota casualidad hubiera puesto gasolina a mi coche Diésel? Comparto mi inquietud con el tipo de la grúa y me dice:

  • ¿Recuerdas qué tipo de carburante pusiste?
  • Diésel sin plomo – le digo yo.
  • Eso no existe – me dice mirándome con cara de pena
  • Pues entonces puse gasolina.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Gasolina, a ella le gusta la gasolina, liarla parda299Pero no poca gasolina. Que yo cuando me pongo me pongo. ¡Lleno hasta arriba! ¡Hasta que se derrama la última gotica! ¡Hasta que cuesta poner el tapón! ¡Hasta los topes!

Lo veo. Llegar al taller y quedar en un ridículo espantoso va a ser todo uno.

Sobre todo considerando que mi fama en el taller es de analfabeta vehicular.

Así que intento convencer al tipo de la grúa de que no digamos nada.

  • Oye, vamos a obviarle este descubrimiento al tipo del taller, si eso…es que tengo una reputación un poco nefasta porque una vez me caí patéticamente en un hoyo y tuvieron que rescatarme y desde entonces no he conseguido remontar…

Sale Tomás, el tipo que me atiende desde que tengo coche en esta vida y me dice:

  • ¡Menudo susto me he llevado hoy! He visto un coche del mismo modelo que el tuyo y también gris hecho fosfátina contra un taxi y he pensado: ¡Jones que viene como una loca!

Miro al tipo de la grúa, sonríe.

  • ¿Ves? Ya te dije yo que la percepción que se tiene sobre mi persona aquí no es de un gran calado.

Firmo el papel de la grúa. Dejo el coche. Vuelvo a mear. Me como dos chicles para matar el hambre y arrastro mis pies fuera del taller mientras a mi coche le chupan hasta la última gotita de carburante.


Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Gasolina, a ella le gusta la gasolina, liarla parda2990

Ya es tener mala suerte. Vale que yo pedí una señal para frenar en la vida. Pero tampoco era para que me llegara tan al pie de la letra.

Pues nada, en el taller se ha quedado el coche. Con las tripas fuera y los circuitos infectados de gasolina. Por un momento he pensado que me lo había cargado y he fantaseado con la idea de un coche nuevo.

Mañana le pido perdón por el maltrato y le regalo un lavado. Más que eso ¡un lavado con abrillantado! Y es que mi coche se lo merece todo. Tratar con Jones no es tarea fácil.

Mujeres del mundo, ¡¡¡decidme que esto también os ha pasado a vosotras!!!

#deestaaprendoaleer #nuncamaiscarburantesinmirarlamanguera #gruassimpaticasquetealegranlatarde

keep-calm-and-love-your-car-50

Advertisements

4 thoughts on “A ella le gusta la gasolina… #dalemásgasolina

    1. Montse, no puedo descansar más. Hago lo que se conoce por una ‘genial jornada intensiva’ eso quiere decir que a las 7 de la mañana ya he cruzado medio Vallés y estoy en una reunión. Luego lo compenso, eso sí, con una siestaza de pijama y despertador. Pero claro, las cabezas a veces se despistan y pasa lo que pasa… Beso.

  1. Me solidarizo contigo Alicia, yo también soy una analfabeta vehicular. Mi marido dice que sólo quiero el coche para que me lleve a los sitios, que para todo lo demás (aceite, mecánico, etc.) ya está él, y creo que por una vez le tengo que dar la razón.

    1. Mira Diana, es imposible saber de todo en esta vida. Nos estallaría la cabeza, así que ¿que mal hay en elegir un poco que se quiere aprender o no? Yo al coche como mucho cambiarle aceites y filtro antes de la ITV y #hastaquipuedoleer. Besos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s