26.03.21 Operación Mini-Tacón-Power

Buenas noches a todas

¡Mirad que horas! Pero es que la semana ha estado intensita y ha sido rozar el sofá y éste me ha abducido. Me levanto ahora de una siesta que ha empezado a las 7 de la tarde y que dos horas ha durado. ¡Si lo llego a saber me pongo el pijama!

El caso es que hoy he comido con mi amiga Laura. Desde que no hay nocturnidad ni alevosía nosotras hemos pasado las putivueltas a los viernes mediodía.

Hacemos un menú y un gin-tonic y nos creemos en la mejor disco. El caso es que me ha obligado a ir con minifalda y tacones, argumentándome que ella también iba a venir hecha un pincel y que esto y aquello…

Tía, tía…¡que me he pasado un poco al hacerme la raya!

Y ahí es cuando me he dado cuenta yo de la practica que hemos perdido. Para empezar, hace mil que no me calzo unas medias y a punto de carrera me he quedado 3 veces. Me he hecho un conjuntito mono y me he visto a mi misma diciendo: Va tía ¡ponte pendientes que hoy lo petas!  

En saliendo por la puerta me he dado cuenta de que el hábito de perfumarme… ¡hasta luego Mari Carmen! Así que he reculado y me he vaporizado nivel extremo.

Ya en el ascensor me he mirado en el espejo y he visto que ¡oh! No me había pintado los ojos. Y como aún no había marcado, he regresado y le he dado al eyeliner hasta parecer un panda.

Yo, saliendo de casa acicalada y con una perdida de práctica importante.

¡Madre mía! Que yo antes esta fase “nos vamos de putivuelta” la tenía interiorizada y no me faltaba detalle y ahora me veo llegando al coche y dándome cuenta de que llevo las pantuflas puestas y la bata de guata arrastrando.

El caso que llego y la muy perra se había calzado unos tejanos y le digo “¿Y la minifalda?” a lo que me contesta: “La minifalda para ti. Yo estoy bien. Eras tú que la necesitabas”. No-fastidies.

Madre mía, yo con pendientes, perfumada y con eyeliner. Todo #tan2019.

Anodada estoy.

Cómo que Laura sabe que he tenido el ánimo maltrecho estos últimos días ha puesto en marcha la Operación Mini-Tacón-Power. Y oye ¡ha funcionado!

He llegado al restaurante con ánimo de Maruja Básica y he salido sintiéndome poco menos que Beyoncé.

La vida desde unos tacones altos, la raja de mi falda y pendientes nuevos ha mejorado por momentos. Añade un Martini y un camarero zalamero y no ha sido una noche quemando la pista, pero si unas risas de las de antes, digamos de aquellas #Muy2019.

El caso es que me he venido tan arriba que he acabado cogiendo el dominio CambioDeBox, haciéndome la pedicura y comprando dos pares más de pendientes. Partiendo el asfalto que iba y creyéndome que ligaba con cada coche que paraba a mi lado en el semáforo.

Yo, saliendo del restaurante.

¡Que poder tiene la ropa para hacerte sentir bien! ¡Y las buenas amigas para levantarte la moral!

Vida social me falta. Y calle. Y jarana. Y Putivuelta. Leches.

¡Ala! Pues ahora que ya me desahogado, me voy con Netflix. Que voy por la tercera temporada de Vis a Vis. #Cagomentodo.

Feliz fin de semana. Y si os venís abajo…falda y tacones pa’arriba.

05.02.21 HABLEMOS DE PERSONAS-CASA

Dicen que la casa es ese habitáculo con cuatro paredes donde una suele llegar por las noches, tirar las llaves, quitarse el sujetador (y ahora también la mascarilla) y desmayarse en el sofá.

Pero yo creo que CASA en es muchas ocasiones una madeja de emociones que te hacen sentir querida y segura.  La espalda de alguien. El abrazo de tu madre. CASA también son personas, pueden ser incluso esas amigas que vienen a por ti cuando estas en el suelo y no se van hasta que te dejan en pie.

Por fin, ¡en casa!

CASA, es esa sensación de estar en el sitio adecuado con las personas correctas. Por eso puedes estar en Tupinagua con alguien-CASA y en casa con alguien-CALLE.

Por eso cada noche cuando llego a la cama, siempre después del sargento, ya que las series turcas me retienen, me acurruco en su espalda, meto la cabeza en su nuca y lo olisqueo un poco y entonces siento que estoy en CASA, no mejor aún, en mi MANSIÓN. Y la satisfacción es enorme. Pero poco duradera.

Porque el muy desagradecido se gira a los pocos minutos y me dice: “Bueno, pues ahora que “Rastreator” ya está contento, te vas tirando para tu sitio”.

Yo, en modo Rastreator. 

Si es que no se puede ser menos romántico y agradecido. Con lo CASA que yo lo considero y me trata el tipo como un a PISITO cualquiera.

En fin, no se lo voy a tener en cuenta, porque no tengo yo el cuerpo para salir a buscar OBRAS NUEVAS y porque está al caer el 14 de febrero y le voy a proponer que renovemos CIMIENTOS.

Pero, que esta noche vuelve “Rastreator” como que me llamo Jones.

Menos mal que el Sargento tiene un par de vigas y aguanta lo que le echen.

Besicos y Good night desde CASA-CASA.

EL VIAJE

Joder. Que viaje. Lo del confinamiento, digo. ¿Has intentado meter alguna vez un Porsche que viene en quinta en un garaje?

Ja. Te iba a decir que derrapa, pero no hago justicia. Diría algo así como que quema rueda hasta quedarse en la llanta y todavía no sé si me quedo corta.

La inercia de la velocidad me duró semanas. No podía frenar ni queriendo. Pensé que me estrellaba y me dio justo para frenar a dos dedos de la pared. ¡La que se venía!

Esto sí que ha sido un viaje y no mi paseo por Barbados. Ríete tú de las 14 horas de avión trasatlántico frente al ir “tripas adentro”.

Años esquivándome para acabar encontrándome en cien metros cuadrados sin escapatoria. Sin posible salida a la calle y con un futuro incierto. No me quedo otra que decelerar.

Llegué a este confinamiento en quinta y pisando acelerador. Mi estado habitual. Yo que soy animal sociable y callejero ¡en casa! ¡Me dieron todos los males! Subí y baje las escaleras hasta el octavo, hice maratones por mi pasillo, limpie hasta las juntas del lavabo, bebí hasta el agua de los floreros, pero con mucho esfuerzo y poca fe, conseguí reducir a cuarta.

#¿PeroQueDices? #¿QueTengoQueFrenar? #QueVengoEnQuinta

Esto era otra cosa. Ahora ya solo hacía tres clases diarias de gimnasia. Barría y fregaba todos los días. Intentaba llegar agotada al aplauso de las 20h y luego morir de agujetas en mi sofá.

Me hice con algunas revistas de moda, pero tenía cero concentración y no conseguía pasar de la portada. Sin más importancia, total para ir en jeans y bambas, tampoco no necesitaba clases de estilismo.

El caso era no pensar. Seguir esquivándome. Tira, tira, tú a cansarte. Tenía agujetas en las agujetas. Tendinitis hasta en las pestañas.

#EsMiTerceraClaseHoy   #NoSonrioEsQueYaNoTengoFuerzasParaCerrarLaBoca

Y llego tercera. Oye, ni tan mal, conseguí leer un par de libros pendientes que me apetecían mucho. Monté un bar ficticio en mi balcón, empecé a disfrutar de algunas mañanas de café y lectura y descubrí nuevos monitores de gimnasio que me encajaban.

Empecé a tomar baños calientes de esos que te hacen pensar y meditar adentro y puse incienso y velas.  Yo que me vanagloriaba de que era capaz de ducharme y estar lista en 8 minutos. ¡Apaga!

¡Eso, eso, A-P-A-G-A! Que así estaba yo más a gustito con las velas.

#ApágameLaLuzHoney #QueAgustitoOye

Segunda. Empecé a tocar la gloria. Se alargaron los baños, igual que los de antes, pero con música de relajación. Cambié vino por tisanas. ¡el acabose!  Me apunté a un curso de escritura y otro de literatura on-line. Hice algunas meditaciones los domingos noche…

Hasta me plantee cocinar, incluso un día llegue a comprar berenjenas con la intención de hacerlas a la parmesana (pero el momento nunca llegó). Comencé a escucharme, a entenderme y a aceptarme. Tal y como soy. Una madeja enredada. Pero bueno, mi madeja, al fin y al cabo. Y empecé a tirar del hilo…

#AVerAVerCómoSiEstoFueraFácil   #DondeMetoMis2000PensamientosHabituales

Primera. Mirad que queréis que os diga. Que la vida en primera es fabulosa.

Paseos por el campo, desayunos en el balcón, cafés infinitos, lectura, gimnasia a discreción, tiempo para lo que uno quiere y el cuerpo le pide.

#HelloSlowLife #OyeEstoEmpiezaaMolar

¡Que ya! ¡Que imagino! Que los porches lo son toda la vida, pero que meterme ahora otra vez en quinta, me da la pereza del millón.

Volver a correr, al tráfico, a los desayunos “tragaos”, a los almuerzos del vending porque hay mucho curr0, al “mamá ya vengo mañana que hoy salgo tarde”. A los fines de semana de #maruja porque no me da la vida diaria para limpieza.

Wowwwwwww. Que quemar llanta me pareció sangrante, pero acelerar ahora, me está pareciendo digno de Red Bull en vena, porque no me apetece lo más mínimo.

Uysss, ¿volver a todo mi stress? Mira, ¡no!

¿Y algo intermedio? Querido Universo: ¡Quiero quedarme en tercera! He visto demasiado de cerca toda la vida que habitualmente me pierdo como para ignorarlo todo ahora.

Que acelere Rita.

Como diría Aitana. Me quedo. Yo me quedo.

#JonesEnTercera #LaNuevaJones #YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco

 

ES PRIMAVERA Y EL CUERPO LO SABE.

Aysss amiguis amiguis. Es primavera y el cuerpo lo sabe. La sangre se altera. Las neuronas se revolucionan y el body pide marcha. Marcha. Queremos marcha. Marcha. Que diría mi Lolita. Si me queréis quedarsus, que viene el calor y con el to’ lo güeno.

Que habrá gente que necesitará que le toque la lotería, tener la nevera llena, comer en un restaurante con estrella Michelin o tener un cuerpazo nivel Diosa para venirse arriba, pero yo necesito solo que el astro sol haga su aparición cada mañana. Soy simple y me parece estupendo. Lo que viene siendo una tipa básica en toda regla, vamos.

#YoAlVolanteCuandoHaceBrisitaRica #PasoElVeranoDespeinada
la vida en verano.gif

Es pisar la calle y sentir su calorcito y hasta asumo mejor lo de ser pobre, un poco barrigona, tener la nevera siempre vacía o tirar de McDonald’s.

¡Cosas que en invierno me parecen un drama son un cuento chino en primavera! Yo para mí que en otra vida fui placa solar. Porque no veáis como me activo con el calor. Cuidado que hasta quemo. Ojo! Atenttion Please! Que me vuelvo material inflamable.

#EstoMeLoHacesEnInviernoYNoSalesVivo
no pasa nada

Fin de los domingos hecatombicos tirando de manta, sofá y poleo menta. De llegar al gimnasio como el muñeco Michelin y tenerte que quitar mil capas antes de meter tu cuerpo serrano en las mallas. Entrar y salir de noche al curro. Que si el chocolate para calentar las tripas. Que sí que bucólica la lluvia, que si mira parece que va a nevar ¡Que bajonazo nenas!

Para las que no somos caseras las actividades de interior son una muerte lenta, un arsénico a gotas, un atropéllame camión. Bye Bye. Hasta noviembre por lo menos. Pienso rezar para ello. Ave Maria Purísima, tu verano concedido.

#PuesPareceQueLlueveOtraVez  #QueBucólicaJodienda
C

Seis meses por delante de felicidad extrema, de ‘tengo el corazón contento’ y de tira pa’lante que aquí no pasa nada. El sol divide los dramas, multiplica las sensaciones, resta mal rollo y suma actividades.

Bienvenidos vermuts al solete, siestas al ladito de la piscina, brisita de mar, bocatas de tortilla en la playa, largos de cala a cala. Biquineo que te veo. Caminar descalza por la arena. Paellitas de marisco. Festivales. Helados de tres bolas. Calamares con una caña bien fría.

Menos mal que nací aquí no me imagino en los Países nórdicos dedicando mis tardes de domingo a experimentar haciendo wafles o algún tipo de smoothie nuevo. La vida pa’fuera, pa’fuera. Pa’lacalle que dicen los cubanos. Me envían a mí a trabajar a Alemania y agonizo en dos días.

#MeEstaríaFaltandoUnPocodePráctica #MejorMeVoyPa’LaCalle
c LVC ,Q

Ya veis que me vengo arriba con poco. Pero es que las personas somos como el mobiliario o las plantas: Las hay de interior y de exterior. Y a arrear con lo que te haya tocado.

Así que aquí servidora, que es más de exterior que una valla de jardín, se va ahora mismo para la piscina a hacer cuatro largos, a tomar un Martini Bianco de esos que te hacen imaginarte una terraza en un roof top de Milán y un camarero guapísimo de labios carnosos sirviéndotelo (¡vale sí! tengo mucha imaginación) y después paellita con la suegra y tarde de salsa molona pegadita a mi Sargento ¿Quién da más? Llamarme simple, pero a mí me parece un planazo.

#UnMartiniMeHasPedidoVerdad #TeLoTraigoVolandoMuñeca #SoñarEsGratis
vlamvñlqam

Cada vez tengo más claro que las mejores cosas son gratis o de un coste moderado. Dicho lo cual… ¡No me importaría ser rica! #YoyMisContradicciones

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #QueVivaElCalorcitoRico

jones