10.12.18 TATAREANDO… ANDO.

Querido Diario Virtual,

No hay mejor máquina del tiempo que las canciones.

Déjate de artilugios-engendro que parecen lavadoras gigantes en las que tienes que entrar, desintegrarte y enviar todo tu ser por el infinito y más allá. Es mucho más fácil que todo eso. Que estas tu sentada en el sillón de tu casa con tus 47 añazos y de pronto suena una canción y ¡flípalo! Te remontas 25 años atrás sin despeinarte una cana y sin que se te mueva el bajo de los pantalones.

Eso me paso a mí el otro día que, estando yo en el sofá haciendo edredoning y con emisora nostálgica de fondo, estuve haciendo unos tremendos viajes al pasado dignos de la mejor serie de ficción. Con la pereza de levantarme, a no ser que fuera por necesidades imperiosas, léase hacer un pis, me fui tragando una tras otra todas las canciones que fueron soltando vía FM.

It’s a wonderful wonderful wonderfuuuul world.

Es un mundo maravilloso cantaba Black. Joder si lo era. 17 años y los primeros lengüetazos en una pista de baile. Sonaban “lentas” ¿lentas? ¡Dios! Como me esté leyendo algún millenial muere en directo. Los sueños intactos y la vida por comenzar y yo con mis medias de rejilla y mis botines de Madonna. Y Cristóbal intentando tocarme el culo.

    #AdiósChatoHastaElSábado

Es que si me concentro puedo oler hasta aquel humo-pestilente que solían soltar en las discos de los 90. Olía como a incienso adulterado, como a droguita barata.

Ese olor era parte del weekend y te lo llevabas impregnado en la ropa igual que los ojos panda de rímel corrido por el sudor de darlo todo en la pista. Pues no sé si era muy wonderful, pero a mí me lo parecía, oiga.

#SeMeHaCorridoElRimelFijo

Escolta’m Peter, dame aire con tu abanico…que sóc de Barcelona… El último de la fila.

Veranos de camping, caravana y garitos de chupitos. Las cinco de la mañana. Antros sotaneros. Alcohol barato. ¡Joder! Que resistencia teníamos. Ligar era fácil. Por aquel entonces aún no necesitabas verlo como el padre de tus hijos. Con que fuera guapo te bastaba. Los tacones eran una extensión de tu pie y por alguna misteriosa razón, que me gustaría que alguien me explicará ahora, entonces no te dolían lo más mínimo. Enseñabas tripa. Comías mal. Dormías a deshora. Y no engordabas. Los findes eran la leche y tú la puta ama. Wow. ¿era yo?

Tía, cómo me mola aquel alto del final de la pista…

Un pasito pa’lante María, 1,2,3, un pasito pa’tras. Suena Ricky Martin, desgallitándose.

Aunque podría poner en el mismo saco la Camisa Negra de Juanes o cualquiera de Chayanne. A los 30 eran el himno del finde y lo que tatareabas el resto de la semana. Años estuve enamoradica de Ricky, me parecía el hombre ideal. Los brazos en los que estar. La sonrisa en la que vivir. El hombretón de mi vida con el que empapelar mi habitación. Y va y sale del armario. Joder. Recuerdo perfectamente ese día. No, Ricky tu no. Esto no se hace.

#JolínRickyMenudoDisgustazo 

Y de pronto la voz rasgada de Sabina…

Ahora es demasiado tarde princesa.

¡Que frenada en seco! ¡Qué ostión de realidad! ¿Era necesario? ¿No podríamos haber pasado antes por La Isla Bonita o algo dulzón de la Carey? Yo que sé un poquito de Bosé, a ver…

Que estaba yo en estos momentos gozando de una segunda juventud virtual maravillosa.

Y que conste que a mi Sabina me flipa. Pero sus canciones me devuelven a mi madurez inmadura, a mi mundo mundano, a mi realidad surrealista. A mi vida-vidón.

#JaJaPuesTeJodesPrincesa #BienvenidaALaRealidad #TepongoUnWhisky

Suena un reggaetón. Me queda claro. Fin de trayecto. La princesa tiene que salir del edredón.

Me secó una lagrimilla de emoción y graznó cual Sabina después de tres whiskis: “Chato ¿Qué hacemos de cena?”.

Me dirijo a la cocina sintiéndome un tiranosaurio de tres mil años.

Que fuerte todo.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesViajandoEnElTiempo

 

Advertisements

03.12.12 WHATSAPP-EAME, BABY!

Querido Diario Virtual,

Creo que lo de los grupos de WhatsApp debería ser obligatorio. La de veces que te salvan de caer en una depre. En una espiral negra. En un túnel oscuro. En unos tres kilos de Kit Kat aproximadamente.

Es como “la nueva agenda”, tienes a la gente archivada por temas. Según el día, el estado de ánimo, lo que te apetece hacer y el momento vital que tienes pues acudes a uno a otro grupo.

giphy

Es fácil y sencillo. Y así a priori sin lugar a confusiones…

Pero todas sabemos que alguna vez hemos enviado un audio conteniendo información para mayores de 18 al grupo “Lecturas Encadenadas”.

Cuando te has dado cuenta has querido agonizar de vergüenza sabiendo que todo el mundo va a saber en la próxima clase de literatura que a ti lo que te pone no es ni el Quijote ni Vargas-Llosa, que lo tuyo es un empotrador tras dos gin-tonics un sábado noche. Fin de tu credibilidad literaria. Forever. And ever.

giphy2Y, sin embargo, mira tú, nunca has comentado por error el último Premio Planeta en el grupo “Locas del Coño”.

Que traviesa y selectiva es la mente. Y es que los dedos son más rápidos que Billy el niño.  Y los audios los carga el diablo. La reputación a Norris en 23 míseros segundos.

Algunos de mis grupos salvavidas son:

PADIVAS:

Grupo de antiguas divas de la salsa. O eso nos creíamos hacía 10 años ee62d9_b0f5a67375fa442b8bbbaedc372dcd1a~mv2cuando una tarde cualquiera y después de unos copazos reglamentarios y mientras veíamos unos videos de salsa femenina, una de ellas dijo: “¿Eso? Eso lo hago yo. Pa’Diva yo”.  Y Padivas el resto también, que para algo somos muy de culo veo, culo quiero.

Ahora ya casi no bailamos, pero el grupo nos da para seguir quedando y teniendo nuestros momentos DIVA. En este grupo las conversaciones se abren siempre con: “Divas, ¿para cuándo un vinito?”.


DIVINAS:

Sí, ¿qué pasa? Todos mis grupos son así porque todas mis amigas son unos mujerones espectaculares que no sufren de baja autoestima. ¿para qué? Grupo de compañeras de teatro, ahora ya ex teatreras, pero todas con alma de vedette inside y que por supuesto nos creemos de DIVINE para arriba. Para poco no nos ponemos.

Mis amigas y yo llegando a una cena. #TíaQueHoyCasíNiMeHeArreglado
giphy3


SUELLEN’s TEAM:

Obvia explicación está claro. Pero por si acaso y para los nacidos cuando el euro ya estaba instaurado, remítanse a Dallas.giphy5.gif


GOZOSAS GACELAS:

Grupo de bellas gacelas cuarentañeras (que no cuarentonas) que gozan trotando por la sabana nocturna. Ni que decir tiene que este es un grupo para salir a ligar  creer-que-aun-ligas y demostrarte a ti misma que si quisieras aun podrías ser parte del mercado.

Actividad muy necesaria en momentos de bajones laborales y broncas maritales. Noches bien regadas de gin-tonics cortos y camareros un poco largos, aunque mejor aún si los camareros son cortos y los gin-tonics largos. O todo largo. O corto. Y cambio.

¡Esta bien! ¡Salgamos a hacer una copa! ¡Pero solo una!
giphy4


MILFS:

Pues como su propio nombre dice. Madres Increíblemente Follables Siempre. En este grupo estoy “de prestado”, porque ni una es madre ni cree estar mucho menos follable, pero como son muy majas pues me adoptan y nos da para rajar juntas del genero masculino, alabar los atributos del tipo de INVICTUS y salvar el mundo ordenadamente por continentes. ¡Que no es poco!.

¡Dios! ¡Eso es una tableta de chocolate y no lo que vende Suchard! #NoMeCansoDeEsteAnuncioYYaHaceVariosAñosINVICTUS by Paco Rabanne

Y aún tengo no pocos grupos más…

La de veces que me uno de estos grupos me ha salvado un día mierder y la de veces que me he reído sola en el metro escuchando un audio.

Esa amistad en diferido y llena de iconos que te hace la vida más llevadera.

Gracias Divas, Divinas, Gacelas y un largo etc. por hacer de mi wasap un rincón maravilloso. ¡OS ADORO!

#LoQueUneElWhatsAppQueNoLoSepareElMundo  #JonesYElWhatsApp #AudiosEquivocadosReputaciónAnorris #YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco

jones

19.11.18 Hablemos de preguntas cansinas

Querido Diario Virtual,

Ando de nostalgia subida. No es que no esté feliz y que cualquier tiempo pasado sea mejor. Que no va a ser eso, pero que hay unas cuantas cosas que una echa de menos.

Como comerme cuatro tigretones o cuatro bonys. O dos de cada y no engordar ni un miligramo porque el metabolismo estaba por la labor y hacía sus quehaceres. Que me gustaría a mí saber a qué se dedica en estos momentos que engordo con solo esnifar un Sacher. ¿de vacaciones?

Y mientras aún recuerdo mi primer morreo con mi por aquel entonces mal llamado novio, frutero para más señas, me doy cuenta que una cosa es el destino que tu esperabas y otra cosa la realidad pura y dura.

Cansada estoy de contestar la pregunta de marras en las entrevistas: “¿pero tu como te ves dentro de cinco años?”. Ayss amigo, si quieres te cuento mejor como me veía yo con esta edad, todo lo que no ha sucedido y porque estoy hablando contigo.

#AlPróximoQueMeHagaEstaPreguntaLoPeino #OMejorLoDespeino

trump

En fin, que tanto desasosiego, me ha dado hasta por mirar el horóscopo para ver si veo mi futuro más claro digo yo y me creo a pies juntillas todo lo que allí pone, porque en algo hay que tener fe y la mía la voy perdiendo por las esquinas a la misma velocidad que Paquirrin el pelo.

Será por eso que me invade la nostalgia de mis quince, mientras cantaba con furia “¿A quién le importa lo que yo diga? ¿A quién le importa lo que yo haga?” Y comía bocatas de chorizo en el patio del instituto sin más preocupaciones que no fueran que la entrada a la discoteca fuera gratis el domingo porque la paga no me llegaba.

cindy-crawford-pepsiA los veinte aún pensaba que me iban a descubrir como a Cindy Crawford. Gastaba yo por entonces una melena pantojil hasta la cintura y unas cejas modelo Yeti que alucinas.

Pero por aquel entonces las neuronas estaban blandas pero las carnes duras, así que todo valía. Hasta tripa enseñaba.

Los veinticinco me trajeron un novio representante de charcutería con un fuet espectacular. Bueno y la sobrasada ni os cuento. Todos los viernes con el beso de inicio de fin de semana venia el paquetito de embutidos. Mi madre feliz y yo cogiendo kilos a destajo. Menos mal que aquello fue un amor imposible y yo volví a mi peso y mi madre a su carnicería habitual.

A los treinta llegas con cierto nivel. Te crees adulta. Mayor. Lo pienso ahora y me descojono toda. Yo los cumplí con cierta sensación de toma de decisiones. Que si hijos, que si casarse. Mother of God. Si hubiera podido venir mi yo del futuro y decirme: “Relax chata, que tu ni vicaria ni retoños. A lo tuyo. A viajar”. Pero no. Y la mente seguía haciéndose preguntas y todos los de alrededor haciéndomelas a mi.

Yonosoygente, miyodelfuturo

A los cuarenta, eres la puta ama. No te sopla nadie. Sabes lo que quieres y desde luego lo que no. Lo que buscas. Lo que tienes. Lo que eres. No tienes sentido de la vergüenza. Tienes opinión propia. Te resbalan la mayoría de opiniones y te importa solo lo importante. Es la leche. Las neuronas a tope, pero las carnes desmantelándose. ¡Es que no podía ser tan ideal!

A los cuarenta y siete, ya con buenas vistas a la planta quinta, lo que quieres es vivir bien. Relativizas a tope mientras te apuntalas la cara y te cuestionas el botox. Algunos sueños se han cumplido y muchos aún en el tintero. La celulitis es un mal menor y faena tienes para meter a las hormonas en vereda.

Lo único que te falta es un pavo preguntándote “¿Y tú como te ves dentro de cinco años?” La última vez contesté: “Pues claramente me veo con 52” mientras en mi interior pensaba “y a ti te veo calvo”. Basta ya de preguntas absurdas chato que no soy Aramis Fuster ni tu Rappel.

#AsíVanASerAEstePasoLasEntrevistasDelFuturo #LlévateLaBolaParaConsultasSalvame-consigue-Aramis-Rappel-reconcilien_MDSVID20121231_0085_3

Que cansinismo con el tema del futuro. Como si pudiéramos dominarlo. Como si dependiera de nosotros. Como si tuviéramos mano…

A ver, vamos a ir viviendo y ya si eso ¡lo vamos viendo! ¿no os parece?

#YoNoSoyGente #YAdivinaMenosAún

jones

 

12.11.18 Venirse Arriba

Estoy Mallorca. Que es más que mayor. Que es ese estado pre-jubileta en el que la vida solo te da para paseíllos, quintos y siestas.

Pasa un año y nada. Otro y nada. Y así vas sumando edad y te piensas que vas a ser una aduljoven en toda regla hasta los 56. ¡Aterriza chata que esto no va así!

De un tiempo a esta parte me he dado cuenta que he hecho un bajón, que me he caído un escalón, que de pronto mi cuerpo no es lo que era ni tira la mitad que antes y sobre todo te das cuenta de ello cuando un sábado noche plantarte unos calcetines de borreguito comprados en tu chino más cercano y leer un libro te parece no un planazo, sino EL PLANAZO.

Así con mayúsculas y si encima lio al Sargento para que me haga un masajito en los pies ¡Apaga! Entrego el carnet de quemapistas ipso-facto.

#SabadosNochesAsí #AñadeCalcetinesyEdredón #Planazo
71ebf8ada57c517809437e68276ed420

Cuando pasas de los 40 y tantos tienes que estar muy atento porque de vez en cuando se te pueden presentar los “venirte arriba”. Mal. Muy mal. Los V.A. (venirte arriba) pueden ser de lo más inocentes: la inauguración de un restaurante, el aniversario de una discoteca, una reunión con amigos de esos que hace mil años que no ves… ¡Quien avisa no es traidor!

Lo piensas y lo repiensas y dos Red Bull más tarde dices ¡qué carajo! ¡que aún estoy joven y soy capaz de darlo todo! Te plantas el modelito más molón que tengas por el armario, que en mi caso ya empiezan a escasear, los taconazos aún a sabiendas que mañana pedirás que te corten los pies y por la puerta que sales.

Venirse Arriba mola. Sales. Bailas. Conversas. Te relacionas con gente más allá de tu marido al que ya se lo tienes todo dicho. Lloras de Risa. Y, gin-tonic mediante, grabas videos y stories que te avergonzaran al día siguiente. Te desgañitas inventándote las canciones y tras cuatro abrazos de pura exaltación de la amistad provocados por un exceso claro de alcohol en sangre, se empieza a vislumbrar la cama como destino final.

En mi caso y por muy tarde que llegue, me desmaquillo. Sí. Sí. Una es muy constante y prefiero emplear cinco minutos aunque sea a las cinco de la mañana que amanecer con ojos panda bien de rímel. Otra manía es comer algo dulce, sea lo hora que sea, no sé si es de bailar o si tiene medicamente alguna explicación, pero yo cuando vuelvo de juerga necesito assssssssssucar, como diría Celia.

#MejorHoyAunqueSeanLasCincoQueMañanaOjosPanda
Chicas-que-no-usan-maquillaje-3

Y luego está el D.D. (Día Después). Abres los ojos como puedes. La migraña te saluda. No recuerdas nada. Vuelve a sonar el despertador. No sabes ni lo que te pasa. Miras fijamente la pared intentando recordar porque te duele hasta la piel y de pronto. ¡Ostia! ¡Ayer te VINISTE ARRIBA!

Y no es necesario que lo diga, pero, efectivamente, está claro el episodio siguiente es VENIRSE ABAJO, con todo el equipo. Moralmente derruida.

En mi caso esto sucedió el viernes que me dieron las 3 am bailando en pista. El sábado simplemente no existió. No fui persona. No viví en este mundo. Las tostadas del desayuno me sabían a corcho azucarado.

Di vueltas por casa en modo walking dead pretendiendo hacer algo para acabar entendiendo que lo mejor que podía hacer era VENIRME ABAJO y entregarme a esa nebulosa gris que me abdujo el resto del día.

#EstoNoMeVuelveApasarMás #QueHorrorDeDíaDespués
10-cosas-divertidas-que-pasan-a-las-chicas-en-la-borrachera-10

Con un poco de suerte, llegué a la noche y al planazo de lectura y edredoning, no sin antes beber litros de agua y café a la par.

Y me fastidia oye. Jo, si me fastidia. Porque moralmente yo soy joven, de espíritu, de ideas, de ganas. Aysss, pero otra cosa es el caparazón, la carcasa, estos huesitos que ya me piden reducción de marcha. Bufff. Una fase más y me veo mirando obras los domingos. Horreur.

¿Hay algo más que pueda hacer además de tirar de Red Bull? Ya. Aceptarlo. Buff. Vale. Lo intento y os cuento.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesElDíaDespués

jones