01.04.19 MENOS DRAMA, DEAR.

Querido Diario Virtual,

Que estaba yo pensando que la vida es un poco como Tripadvisor. Que las quejas siempre las ponen los mismos. Que si te ha ido en el hotel de puta madre no gastas ni un segundo ni medio en poner por escrito lo majo que ha sido el tipo de recepción al que cosiste a preguntas y que tu hijo vomito tres veces en el comedor y el camarero no perdió la sonrisa.

Eso sí, a la mínima de cambio que el lugar no cumple con tus expectativas, repito “TUS” porque las expectativas son personales, queja al canto.

#UnaQuejaNecesitoPonerUnaQuejaUrgente
complaining3

Todos hemos tenido en un momento u otro de la vida algún amigo que es como una hoja de reclamaciones andante. Que si esto, que si aquello. Que el camarero tarda mucho. Que el cortado viene frio. Que el autobús va dos minutos pasado de tiempo, que si el trafico esta infernal.

Y luego están esos amigos maravillosos a los que les preguntas “¿Qué tal va todo? Y te dicen “Estupendamente. No me puedo quejar”. Y siempre van con una sonrisa como complemento.

#VengaVengaMenosDramaMonada
complaining

Efectivamente: es que no te puedes quejar. La vida te guarda sopapos que no te esperas que son verdaderos dramas, pero en lo que llega o no te llega uno, tú a disfrutar.

Joder. Es que te despistas. Que viniste a ser feliz. Así que menos queja y menos drama. Que la felicidad es un trabajo personal, un modus vivendi, un camino a transitar y no una dirección a la que llegar.

Date caña, suelta el boli de la queja y a ser feliz, aunque sea entre putada y putada.

¿Qué a que viene todo este rollo? Pues a que estoy haciendo limpieza en mi vida de “personas-hoja-de-reclamaciones” y me estoy quedando solo con aquellos que saben que la felicidad pasa por untar una tostada a tope de Nocilla o beberte a morro una Estrella a pie de playa.

Que los quejicas son pocos, pero hacen mucho ruido, y, sin embargo, el personal que es feliz con poco no anda pegando codazos a nadie con las preocupaciones que maneja en su vida.

#ModoLimpiezaQuejicasActivado
vava

El secreto de la felicidad pasa por el ajuste de expectativas. No hay nada que te ayude mejor a sintonizarte con la vida que saber lo que eres y lo que esperas de ella. Así que ajusta, asume y despega.

Me he propuesto no irme a dormir cada noche sin pensar que tres cosas me han hecho feliz en el día. ¡Que sí! Que esto suena mucho a Zen, a coaching y bla bla bla pero que yo me refiero a esas cosillas, en ocasiones hasta memeces, que hacen que tu vida mole y no a metas inalcanzables de manual de autoestima barato.

Me refiero a cosas simples, impagables, maravillosas como:

Las siestas de dos horas bajo el edredón. Esas que cuando te despiertas no reconoces ni tu casa. No sabes si es noche o día. Si vas tarde para algo o te puedes dar la vuelta y seguir cabeceando. Las siestas-desmayo-enajenación me dan la vida.

#MeVesYaNoMeVes #AquíTanAgustito
nap2

Salir a caminar dos horas escuchando música a todo trapo, regalándome ese tiempo para mi mientras siento como se me pone el culo prieto y las piernas como dos columnas romanas y creerme que en verano voy a tener el cuerpo escultural de JLo.

Las croquetas del bar de la esquina. Joder. Muchas. Todas. De cualquier sabor. De tofu. De setas. De ibérico. Pequeñas, grandes, en bolita. La felicidad es una ración de croquetas variadas y media horita para saborear cada una de ellas el tiempo que merece.

#AysMadreCómoEstánLasCroquetas
coqletas

Dar cuatro brazadas en la piscina, hacer quinientos metros rascados. Salir con la autoestima de nadador de elite y despatarrarte en el césped a tomar el sol mientras te comes cuatro anacardos y te untas de protección 50.

Brindar con tus amigas un viernes cualquiera en ese bar que habéis elegido porque los camareros están muy buenos. Atragantarte con las bravas del descojone que lleváis y acabar tirándote el cortado por encima. Petar el WhatsApp recordándolo durante días.

#TíaQueFuerteQueTeHasTiradoElCafé
coffee

Entrar un lunes de mala leche en el coche, poner “You can leave your hat on” y llegar a la oficina creyéndote la Bassinger, pero en traje chaqueta.

Señorxs hay que venirse arriba. Siempre. Por todo. Por lo grande y por lo pequeño.

Y a los amigos queja, bye-bye queridos. En tripadvisor falta gente.

#YoNosoyGente #YvosotrosTampoco #MenosDrama

jones

 

A TORO PREVIO

Hace ya mucho tiempo que ando dándole vueltas a esta expresión y por una razón muy obvia, que en cuanto os la cuente vais a decir: Pues sí, es verdad, yo también lo he pensado mil veces.

Pues, ala, vamos al lio, sin más dilación y tranquilos que esto no va de tauromaquia.

Mi pensamiento de hoy es:  En la vida todo se justifica, se sabe, se confirma, se entiende, pero a TORO PASADO. Pero en verdad todo tenemos que decidirlo a TORO PREVIO.

No fastidies. Todos sabemos hacer una “verónica” fuera de peligro. Pero lo que de verdad asusta en pensar si la haces o no cuando ves al toro empitonado venir hacia ti. El sudor frio te sale por cada poro y las mariposas del estómago se te han puesto de corbata. Tienes frio a treinta grados y dudas a tres mil por segundo.

La vida no tiene burladeros. Tu veras que haces.

#NecesitoInfoParaDecidir #AToroPrevioMeCago #QueFácilVerloAtoroPasado
vñkq

Y es que todo en la vida lo decidimos sin la información necesaria. Ahí a lo loco. Salvajemente. Nos la jugamos al 50%.

Y si no acordaros de cuando estabais con catorce años pensando si trabajar o estudiar. Eligiendo carrera, estudios variopintos o si era mejor inglés que francés. ¿Qué? ¿Cómo elegiste? ¿Estabas segura? Pues no. Porqué te faltaba información de base para no cagarla. La mayoría elegimos (o eligieron por nosotros) un poco al tun-tun.

A voz de “a la niña parece que se le dan bien los números” o “la apuntamos a alguna carrera de humanidades que le gusta leer mucho”. A ver, estamos de acuerdo que esto como razones de peso, chirrían. Poco fundamento veo yo.

#MamáYoQueríaSerArtista #AhoraLoVeoClaro #SiAhoraAtoroPasado
no good decision

O cuando estás finalista entre dos trabajos que te parece que los dos podrían funcionar y te duele la mano de hacer listas de pros y contras en cada servilleta, con cada copa, mientras la mente juega al escondite con tu razón.

¿Con cuál te quedas? Pues como cuando compras un melón. Te quedas con aquel que tiene rajitas amarillas y el culo blando y que parece que va a salir maduro y dulzón. Pero es imposible ver que el melón lleva un golpe y que solo abrirlo lo vas a tener que tirar.

Y si luego la cagas y te das cuenta que tu compañero es un tirano al día dos, empieza aquello de “yo tenía que haber decidido que…” y dale que te pego al tema de los remordimientos, que, por cierto, estos darían para un libro.

#NoMeLoPuedoCreer #EstaVezParecíaElBueno #LaHeVueltoaCagar
lahecagadootravez

¿Y aquella “sucesión” de novios para toda la vida que tuviste? ¿En qué te basabas? “Déjalo tía, que parece un poco macarra”, te decían tus amigas. Ya. Pero a ti te molaba y aunque dudabas a cada rato, tú seguiste hasta que te la pego con la rubia del guardarropa de la discoteca de marras. Suerte que tuviste, porque si no acabas teniendo dos hijos con él y teniendo que verle el jeto como mínimo cada quince días.

Pero no. Elegiste bien y tienes un padrazo en casa y el mejor marido y compañero. Cuestión de suerte porque en realidad lo elegiste porque era al más alto y guapetón de aquella tarde en la disco. Una razón de peso muy obvia, claro.

#Confesémoslo #TodastenemosUnMaloteEnElCurrículum
malote

Pues eso. Que cuando se vienen las decisiones, las importantes me refiero, las transcendentales, las que si no nos van a cambiar la vida nos van a mover un poco el escenario, falta información.

Unos deciden por intuición, otros por creencias, otros por prejuicios y en demasiados casos, cuando le preguntas a la sístole y dice “Si”, pero la diástole dice “No”, acaba desempatando el cerebro y claro eso nos trae más de comodidad que de felicidad.

Oye, ¡que ya! ¡que esto va así y no lo voy a cambiar yo! Que da igual si decides tomar sacarina o stevia en el café, o si salir a correr o a hacer piscinas, pero en lo grande, en lo gordo, en lo de si coger un tren a Cuenca o si vuelas a Australia, estás decidiendo sin muchas pautas.

#UnPocoDeIntuición #QuesiUnasPistas #LoMezcloTodoEnMiSombreroYLoQueSalgaTú
intuition2

Reivindico la necesidad de esta expresión: Funcionamos todos a TORO PREVIO. Tirando de intuición. Buscando pistas y señales que nos indiquen. Vamos perdidos.

Y luego ya a TORO PASADO rectificamos y corregimos, si se puede claro. Porque la vida se escribe en bolígrafo y para borrar solo tenemos esa goma – que la generación del 70 recordareis – que sí, que borraba bolígrafo, pero que se cargaba la hoja también.

Así que ojito con rasgarse el corazón por no coger el toro por los cuernos. Ahí lo dejo. Feliz semana. Me alegro de que no seáis gente. Yo tampoco lo soy.

jones

 

 

18.03.19 REFLEXIONO LUEGO EXISTO

Querido Diario Virtual,

Que como he tenido cuatro días para pensar…ahí van, ¡Cuatro reflexiones para la semana!

PA’ FUERA.


Acabo de volver de un crucero, bueno de un crucerín. De cuatro escasos días de vida a bordo con sus tres maravillosas noches. Y es que desde que hay sueldos de miniatura, se ha tenido que hacer todo de ídem.

No solo hablo de lo de los mini cruceros, también están las mini escapadas, los mini tours. Incluso estoy por pedirle a la RAE que incluya lo de “irse de vacación”. Esto me lo contaba el otro día una amiga, que con tanto cambiar de trabajo pues que un año le tocó un día de vacaciones, y ni corta ni perezosa se fue ella de “vacación”. Y me parece brutal. Porque dicen que la felicidad pasa por aceptar lo que tienes y ser feliz con ello. ¡Bravo, pues!

#TulistearEsBueno #ViajalMola
giphyff

Hay que salir de uno mismo y de sus preocupaciones de vez en cuando e ir pa’ fuera. Tenemos que vacacionar señorxs, mucho, aquí y allá, todo lo que se pueda. Que, aunque no lo diga en ningún vademécum, os digo yo que “turistear” tendrían que recetarlo en la Seguridad Social, que no sabéis la de males que cura.

Vuelve uno agotado pero renovado y con capacidad de comerse el mundo, ese mismo con el que antes te ibas a atragantar.

Pa’ fuera. Pa’ la calle. Te lo digo por tu bien.

 

PLANEAR ES BIEN.


Me parto y me mondo con lo de “voy a dejar que la vida me sorprenda”. Hacemos todos más planes que los estrategas de la segunda guerra mundial.

Y nos gusta. Confesémoslo. Nos gusta tener planes. Nos da vidilla. Este finde voy al teatro. Sí, me he cogido unos días en Francia dentro de tres semanas. Y así sucesivamente.

A ver, planear es bien. La vida ya te sorprende con una somanta de ostias cuando menos te lo esperas. Así que dejar de obsesionarse con lo de “fluir” “ya se verá” “lo que tenga que venir, vendrá” y un largo etcétera que lejos de relajarnos nos angustia.

La realidad es que la incertidumbre nos mata, la duda nos corroe y el futuro a vislumbrar preocupa. Así que señorxs planeen y si puede ser a lo grande mejor.

Que la vida, que de todas maneras es la que manda, nos pille con planes XL en los bolsillos.

#TengoGrandesPlanes #PlaneoTodoElDía #PlanearEsBien
plans

 

BIQUINEO QUE TE VEO.


Operación biquini ¿sí o no? ¿Esa es la cuestión? Me pilla el tema un poco a traspié.

Que no sé si liarme la manta a la cabeza y este verano pasar ya definitivamente del biquini al bañador, que metiendo tripa todo lo aguanta o si entregarme a la zumba como si no hubiera un mañana y llegar a Semana Santa con la dignidad y la panza contenida.

Ahí estoy. Mañanas de chocolate con churros y tardes de détox. Ayss. Si fuera menos indecisa, lo llevaría mejor.

Bueno, pues ni para ti, ni para mí. Los dos kilos que he ganado, estos se van. La celulitis, esa se queda. Los croissants de chocolate se van, los gin-tonics se quedan. Y es que no va a quitarse una todo lo bueno que nos trae la vida.

¡Ah! Por cierto, las bravas ¡se quedan!

#ExpectativaParaEsteVerano #ValeIgualMeHePasadoUnPoco
avas

 

LOS CICLISTAS.


De las locuras deportistas que he hecho en mi vida, que no son pocas, tuve mi temporada de ciclista.

Sí, sí. Los fines de semana sacaba el hierro que tenía por bici y me hacía mis buenos kilómetros.

Calzaba unos culotes antiestéticos de la muerte con el trasero acolchado. Si ya los encontraba feos entonces que tenían una finalidad ni os lo cuento trasladados al mundo fashion.

¿Por qué? ¿Por qué hacemos estas cosas? Esta vez lo digo con la boca grande: No voy a llevar ese engendro haciendo ver que son unos pantalones y voy a completar el look como si no viera venir el desastre. Acabáramos. La experiencia tiene que ser un grado y yo esto ya lo viví en los 90. Así que ¡me niego a este revival!

¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Sacar el traje de taekwondo y llevarlo a la oficina?. No sé porque doy ideas, que Don Amancio es muy capaz de todo.

#¿Ciclistas? #QuitaQuita #VaaSerQueNo
ÑALB

Y hasta aquí mis reflexiones para la semana.

Planeando ya una escapada a la France.

Turistear cura.

La operación biquini, tú misma.

Y por DIOR di que NO a algunas modas.

Palabrita de Jones.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #ReflexionandoQueEsgerundio

jones

11.03.19 JODER DYLAN ¡TÚ NO!

Querido Diario Virtual,

Se ha muerto Luke Perry. Dylan. Más concretamente MI DYLAN. Ese chico de mirada atormentada que tenía ídem a Brenda. El chico de la ceja rota y mirada inquietante. El tipo duro que anhelábamos todas por esa fecha.

Brandon también molaba, pero no era lo mismo. Era más buenazo, más buen chico. El tipo de persona que sabes que a tu madre le va a gustar como novio y futuro padre de tus hijos.

Dylan, no. Dylan era el secreto a esconder en casa y a mostrar en público. El trofeo. El rebelde. El que hacia palidecer a las otras y que te hacía a ti la tipa triunfadora que, mirando por encima del hombro, se lo llevaba al cine-car.

#HelloDylan #SíEstoyAquí #SoyLaDelFlequillazogiphy (2)

Se ha muerto Dylan y me ha dado bajona total por todos los recuerdos que me ha traído o más bien por los que se ha llevado con él.

Todas las carpetas forradas con su cara – bueno y con la de George Michael y New Kids On the Block. Año tras año intentar que no te quedaran burbujas mientras te plastificabas a tu Dylan personal con el que ibas a pasar el año y lo adorabas a cada rato como quien llevaba un altar bajo el brazo.

Y los Súper Pop. Aquella revista que por aquel entonces nos parecía transgresora logoRosaporque venía con tests imposibles, del tipo “Descubre si eres buena en la cama”. “Como olvidar a tu ex en tres pasos”. Por favor, ¡era lo más grande! Y siempre traía regalo: La pulsera del amor, el chinito de la suerte, estrellas fluorescentes para tu carpeta. Y tú te lo creías. Te lo creías TODO.  A pies juntillas.

Los Vodzca con naranja. Licor cuarenta y tres con cacaolat. Y otros mejunjes por el estilo que acompañaban tus putivueltas por la disco mientras buscabas al más molón de la tarde. Sonaba “It’s the final countdown” y tu saltabas como una posesa, como si la vida se acabara con aquella canción. Nunca te emborrachabas. Tu paga semanal no te daba para una segunda copa.

#EnLaDisco #CuandoPoníanAquelEfectoQueTeVeíasPateticamenteACámaraLentagiphy (4)

Y los morreos. Joder Dylan. Los morreos. Esos intercambios de fluido de quince minutos sin que corriera el aire. Esas ganas de besarse, esa saliva de allí para acá, esa barbilla colorada del roce. Esa intensidad. Pasión. Ven a la escuela de calor. Bésame. Cuidado. Los brackets. Sí. No pasa nada. Quedan diez minutos para que pase mi bus. Besémonos mas. Morreémonos mas. ¡Coño, el bus! Mi padre me mata.

#VamosAMORrearnosmásgiphy (6)

Y los domingos gratis. Cuando las chicas entrabamos sin pagar en la discoteca como gancho para los maromos y no era machismo.

Las tardes de cine y palomitas pasaban ante por alquilar películas en el video club. ¿VHS o Beta?

Y soñar con descapotables. Y con el flequillo de Brenda. Y con las palmeras de Beverly Hills. Y con el sol de California. Y tener tu chupipandi.

Joder Dylan. Devuélvemelo todo. Hace tanto ya de mi carpeta, mi vodka. Mi último test y de esos morreos largos.

Ahora nadie usa papel, no hay nada que guardar en la carpeta, todo está en el móvil. El alcohol me sienta fatal. Aún no me ha dado la vida – ni la economía- para un descapotable y los morreos se han convertido en besos de ‘que pases buen día cariño’.

Bajona total Dylan.

Esta noche te hago un homenaje. Te juro que me visto como Brenda y le doy a mi marido un morreo que no va a saber lo que le ha pasado. Y acabo de acordarme que en la panera de Navidad vino una botella de Vodka. Lo de los brackets, mejor lo dejamos.

#MaridoMioTeVoyAMorrearHastaQueSeTeGirenLosOjoskva

Gracias Dylan. Me has hecho pensar en todo esto. En las cosas pequeñas pero importantes que vamos dejando atrás en la vida. Me has devuelto sensación de vivir. Vuelvo a sentirme un poco Brenda.

Vivamos más, ¡joder! Que cuando menos te esperas esto se acaba.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #AVivirQueSonDosDías

jones