PLANIFICA O REVIENTA

Y nadie tiene pretensiones de reventar, ¿verdad?

A mí tampoco me da la vida. A las que me seguís por Instagram sabéis de sobras que hago mil cosas y me preguntáis ¿Cómo querida? ¿Cómo lo haces? La respuesta es una. Bueno que sean dos. La primera planificación, la segunda malabarismos.

Mi abuela siempre decía “quien muchas cosas hace, muchas cosas le pasan”. Así que prepárate para que te pase de todo. Partiendo de esta premisa voy a dejar claro desde el momento uno, no sea que alguien me esté leyendo, pensando que yo tengo ahora mismo el santo grial de ser la super woman, que, a todo-todo no se puede llegar. Ni muchas veces se debe. Y no pasa nada.

#NoDearNO #ATodoNoVaAPoderSer #PeroNoPasaNá

Pero está bien intentarlo. Porque en esa vorágine de planning, te habías planteado para hoy un objetivo inalcanzable de diez cosas. Pero como le has puesto ahínco has llegado a seis que sin intención hubieran sido tres. Así que ¡celébralo! Has conseguido el doble de lo que a priori era humanamente imposible.

Pero por alguna razón la lectura suele ser que has hecho cuatro menos de tu objetivo NO realista. Y así nos va. Fustigándonos a cada rato.

#¿CómoQueNoLoHasHechoTodo? #EstaEresTúMismaExigiéndote #OhMyGod

¿Qué necesitas para una buena planificación?

Un coche grande. Corrijo. Un coche con un maletero grande. Donde quepa lo mucho y lo poco. Pim-pam. Tú necesitas TU espacio. Cuanto más, mejor.

Bolsas de plástico de esas con el ‘culo’ lo suficientemente ancho como para que te hagan de compartimento. Y sí cada cosa ordenadita por temas.

Un planning. Que sí que sí. Que todas llevamos móvil, pero yo además llevo uno de papel. Necesito ver de un vistazo ‘la plenitud’ de mi vida. Me relaja y me estresa por igual, pero como mínimo ¡tengo claro lo que se viene!

Una To-Do List. Me da igual que suene antiguo. Si está escrito ya no está en tu cabeza. Y el placer de tachar conforme vas haciendo es mágico. Pruébalo.

Memoria. Mucha memoria.

¡Y a planificar!

Es domingo por la tarde y echo un ojo a mi agenda para ver la magnitud de la semana.

Veo que voy a necesitar. Si voy a eventos, looks. Si me voy a desplazar para aquí y para allá, unos cálculos con Google maps. Ajustes horarios: Salir antes de trabajar. Recuperar. Salir más tarde de trabajar. ¿Coche o metro? Aparcar cerca. T-10 preparada. Compromisos: Un regalo de cumpleaños, pasarme por el Oysho de turno, hacer la reserva en el restaurante.

Y así suma y sigue hasta que el cerebro dice “a ver un momentico, vamos a parar un rato”

#YAhoraVasYLoMemorizasTodo #NeuronaAMil #MeEstallaLaSesera

Yo salgo de mi casa como si me echaran. Lo mismo podría pasar el día fuera que dos meses en Australia. Que irme a África a estudiar una tribú perdida. No me falta detalle.

Allí, en el pasillo, se hayan ante mí:

La bolsa del gimnasio: la llevo siempre. Incluso los días que sé que no voy a poder ir. Es como un amuleto. Me da seguridad. Si todo falla, yo a mi clase de TBC.

La bolsa de la comida: tupper, yogures, un plátano, el resto del desayuno que no he acabado, dos chocolatinas por si me sobreviene un bajonazo, una naranja que paseo toda la semana y una bolsa de gominolas para momentos de stress máximo.

Tres bolsas diferentes con tres looks. Si voy por la mañana al gimnasio, llevo el look de ir a trabajar, el look de after-work, y si ya se me espera en algún otro evento, pues uno más por si acaso.

A esto le sumamos la bolsa-de-varios ¡la más importante!: Ahí van tres compresas, dos támpax, una bufanda, el planning, las pastillas para el colesterol, la vitamina D, unos calcetines por si hace frío, unas medias por si hago alguna carrera, unos… ¡aplíquese infinito!

Y el bolso. Mi bolso, mi vida, mi saco, mi zurrón, con los imprescindibles que en la vida de una mujer trabajadora-deportiva-instagramer-fiestera son muchos ¡muchísimos!

Hay veces que tengo que dar dos viajes al ascensor porque no me da la vida para llevar tanta bolsa colgada de los gadgetos brazos.

#BuenoPuesYaLoTengoTodoParaEcharElDía

Luego la realidad se impone. La vida real superar la vida planificada y se van acumulando cosas.

Aquí viene cuando demuestras tus dotes reales de malabarista. Y vas sustituyendo planes conforme pasa el día. Improvisas. Añades. Quitas. Modificas ruta. Replanificas una y otra vez. La neurona va a mil.

Para cuando llega el viernes mi casa tiene pinta de un ‘todo a euro’, mi maletero lleva tantas cosas como para poner una parada de mercadillo en cualquier esquina y mi cerebro más decibelios que una discoteca en Ibiza.

Lo más importante: Hay que saber darse margen. Hay cosas que no han podido ser. Hay planes que se han torcido. Otros los has tenido que cancelar. A muchos no has llegado.

Pero claro, nena, ¿acaso vuelas? Pues super woman no eres. Perdón por el disgusto. ¡Ala! Ajustando expectativas en 3,2,1…

#NoNoSuperWomanVaASerQueNo #SiNoLlegasNoLlegasYnoPasaNada

Y flexibilidad. Date flexibilidad. Has llegado a la fiesta con la americana de oficina. A la oficina con los zapatos de lentejuelas. A hacerte un análisis con un vestido cuyas mangas no suben y te toca despelotarte. Al gimnasio sin calcetines de deporte. A natación sin el candado de la taquilla. A casa de tus padres sin la bolsa de los tuppers vacíos. Y a tu hogar, dulce hogar, muy muy rendida.

#CorreCorreQueHoyLlegasTarde #QueHoyNoFichasATiempo

Pues ya la tenéis. La verdad sin tapujos.

A todo no se puede, pero la planificación ¡ayuda muchísimo!

Tener cintura, imprescindible.

Y ser comprensiva con una misma es de base.

Tú decides. ¿Planificas o revientas?

 

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #PlanificaSiempre

¡ESCUCHA A TU GATO!

Queridas todas,
He decidido aplicarme este año aquello de “¿Qué tomas para ser feliz? Decisiones, dear, decisiones”. ¡Vale! También algún gin-tonic y unas copitas de vino, pero eso es felicidad efímera en botella de cristal.

#MenosPropósitosMásDecisiones #VengaQueTúPuedesNena

Y es que lo de las listas, propósitos y demás mandangas está muy bien, pero eso ¿a dónde nos lleva queridas? Pues a ninguna parte. A un rum-rum en la cabeza que no para. A una infatigable fatiga que nos deja el coco ‘sorbio’ de esto voy a hacer, aquello también, de este año no pasa…
Déjate de ostias bonita. De autoengaños y de palabrería contigo misma. Lo que tienes que hacer es tomar DECISIONES. Así con mayúsculas y con un par de huevos.

#SíDearSí #SíQueSabesLoQueQuieres #NoTeLoNiegues


Pero si tú ya sabes lo que quieres, lo que buscas y sobre todo LO QUE TE MERECES. Pues ves a por ello y punto. A la mente ni caso, que esa es una chaquetera. Que cuando eliges A te dice ¿ayss, seguro? ¿seguro que B no era mejor? Y cuando eliges B, ídem pero viceversa. Hola ¿Qué tal? ¿Quién vive ahí dentro y porque no me ayudas? 

Nenas, para tomar decisiones hay que tirar de GATO. El gato es ese vuelco en el estómago, que no son mariposas ni hambre ni retortijones pre-lavabo. Ese arañazo que te dice “por aquí no vas bien” “Aquí no te quedes” “Con este no”. Es ese gato que aúlla y maúlla contándote la verdad que no quieres oír pero que ya sabes. Hombre, que la mente te boicotea lo acabo de decir, pero auto boicots, NO. Escucha al gato y hazle caso. Y si te araña, es que tiene mensaje para ti.

#AVerNenaPorquéNoMeEscuchas #HolaSoyTuGatoInterior #TengoMensajeParaTi

Porque, permíteme que te recuerde, que te lo mereces todo. Todo lo bueno. Y te lo mereces ya. Así que no lo escribas. No lo pongas en una lista y le des numero porque así nos dan las uvas, literalmente, y se nos va el año. Ves y hazlo. SÍ. Ahora.

Ya, ya, que da miedo hasta el infinito. ¿Qué me vas a contar? Pero vas y te lo sacudes y sino avanzas con él. A mí me funciona aquello de “¿Qué es lo peor que me puede pasar?” Y luego vas y de cabeza.

Yo voy y me tiro. Me he dado unos cuantos leñazos, que conste. No me voy a hacer ahora la superhéroe. He aterrizado de morros desde el ático en más de una ocasión, pero también me he encontrado en sitios, con personas y haciendo cosas que ni soñaba.

#VaTíaVesyHazlo #GoNow #¿AQueEstamosEsperando?

Lo llaman valentía, yo lo llamo locura meditada. Piénsalo un poco, solo un poco y ¡dale!. Tampoco le vayamos a dedicar ahora horas de análisis que sino no moveríamos ficha en la vida.

Dí SI a lo que quieres decir si y NO a lo que no quieres en tu vida, sin remordimientos y sobre todo sin el que-dirán. Porque la única que tiene que decirlo TODO eres tú. Y un buen NO a la cara vale por 50 SIs dubitativos. Al pan pan y a estos cuerpos serranos, lo que merecen y no menos.

#AhNoEstoNo #DíNoSinRemordimientos #LoQueNoquierasEsUnNo


Este año va de ACCIONES. De DECISIONES.

Así que te sugiero que, si has hecho la típica lista, la rompas en mil pedazos.

Porqué aquí, LA LISTA ERES TÚ.

Palabrita de Jones.

#YoNoSoyGente #YVosotrasTampoco #MenosListasQueParaListasYaEstamosNosotras.

MICROINFARTOS NORUEGOS

Hace unas semanas se fué una servidora de fiesta-sarao con una amiga a ver si conseguíamos echar unas risas, subirnos la moral y desestresarnos un poco del mundano mundo. Y no se nos ocurrió otra cosa que irnos de Staycation.

Si estas poniendo ahora mismo cara de WTF, no sufras que yo te lo explico en un santiamén.

Staycation: Dícese de reservar un hotel en tu propia ciudad para pasar la noche. Sí, así, con alevosía y sobre todo con nocturnidad. Que es una forma como otra de decir que estamos las dos ya un poco mayores, perjudicadas, agotadas del trajín diario y no nos da la vida para salir, cenar, tomar, bailar y llegar a casa con dignidad.

#DeLaDiscoALaCama #CómoUnaMarquesaó

Si suprimes cena, mal. Es la antesala del “hoy puede ser mi gran noche”. Es ese rato que te da para imaginarte todo porque hasta que la noche no se dé por acabada, ahí pueda caber hasta Brad Pitt en un momento dado.

Ahí se ríe una de la cotidianidad, se imagina un futuro mejor y una noche espatarrante. Es el momento de los planes, las croquetas y el camarero juguetón.

#HeyMr.WaiterOtraCopaPorFavor #QueEstoSóloAcabaDeEmpezar

¿Vas a suprimir tomar? A ver que una tiene ya una edad en que la segunda copa del alcohol le pone el estómago del revés, pero ¡la primera!  ¡Esa copita rica! Ese sorbo al gin-tonic que augura que lo mejor está por llegar.

Que la noche es joven y la mayor eres tú pero que en ese momento y con el cerebro en modo pause, poco te importa. Te ves poco menos que Cindy Crawford y hasta el paseíllo al lavabo lo haces contoneando caderas. Este paso es totalmente necesario para entrar al garito de marras a echar unos bailes sintiéndote ya caballo ganador.

#CrawfordCallMeCrawford #IAmSexyAndIknowIt

¿Y bailar? ¿Cómo vas a suprimir bailar? Esas risas, esos pisotones, esa putivuelta de rigor atisbando el material.

Y aquí es cuando entra en escena el Norueguismo.

Allí estábamos Lorena y yo. Cenadas, hidratadas y meneando culo. Entre especímenes normales, algún tipo interesante así con pinta de hindú venido a más y dos ejecutivos con pinta de tener yate aparcado. Y entonces señoras, llegamos a destino: Cuatro noruegos.

Especifíco:  cuatro noruegos juntos, altos, guapos, cantando, bailando, moviendo cabelleras y barbas al compás del musicón. Y entre ellos uno: EL NORUEGO. Sí así, con mayúsculas, con su jersey gordito, con su pelo en una coleta, con su barba bien recortada, con sus ojos azules, con su porte impecable. Con su sonrisa cautivadora. Con su… ¡Vale! ¡Que me pierdo!

#HolaNoruego #WelcomeNorueguismo #MeGustanLasBarbas #LosFiordos #Todo

A ver, a una no le puede pasar nada malo estando en esos brazos. Ese hombre que tiene pinta de calor, hogar, fuego en la chimenea, sofá de ante verde, cabaña de madera y té de frambuesa. Y por supuesto de tener una sauna donde sudar lo más grande. 

Ese hombre es hygge en vena. Viajes. Abrazos. Tostadas de aguacate y salmón por la mañana. Calzoncillos largos. Música de fondo. Nieve por la ventana. Sonido de lluvia. Libros desparramados.

#DosTostadasPorFavor #TodoMuyNormal

No tiene pinta de madrugar, sino de traerte el café a la cama, de “cariño aún no te levantes”, de “ven que nos acurrucamos”, de “vamos a ver una película” y por supuesto también tiene pinta de “vamos a estar toda la noche en la cama y a tomar una copa de vino entre uno y otro…” (Vale, esto es fantasía personal. Confieso).

Lo sé, te estas preguntando ahora mismo porque lleva un jersey de lo más abrigadito en plena discoteca. No tengo respuesta a eso. Supongo que, porque en su país hace frío y no se sacude uno las costumbres, así como así.

En todo caso, solo sirvió para que mi amiga y yo nos pasáramos la siguiente media hora rezando un mantra interno que repetía “Fuera jersey. Fuera jersey”.

#ValeIgualMeHeAbrigadoUnPocoParaIrALadisco

Suceder no sucedió. Pero en un momento dado se soltó la goma que le sujetaba el pelo. Esa melena se fundió con la barba del mismo color, se giró un momento, nos miró y puso cara de “¿Qué les pasa a estas dos locas?”. La mandíbula hasta las rodillas y el corazón en microinfarto.

Porque es lo bueno de los noruegos, que no fardan. Que no se van haciendo los interesantes. Que no se insinúan. Que no van de ligones. Que no nada porque ya todo. Joder.

#TíaTíaElNoruegoNosEstáMirando #TíaActuémosNormal

El caso es que nos han quedado secuelas y ahora cada lunes mi amiga y yo nos enviamos un noruego buenorro por WhatsApp porque se nos ha quedado el corazón muy malito.

Aysss madre, ¿Qué será lo que tiene el negro noruego? Recuperandonos andamos, pero de momento, malamente. Tra. Tra.

Si vais a salir, cuidado con el norueguismo. Es un viaje sin retorno. Avisadas quedáis.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #YLosNoruegosMenos #EstosTíosSonMonumentosAndantes.

QUERIDAS MAJESTADES, AL TEMA…

Saludos a los tres, así en genérico. Que no estoy yo por la labor de hacer distinciones.

Tampoco tengo ya la boca para pedir tonterías. O sea que lo del vestido de Prada, el Chanel nº 5 para dormir con solo unas gotitas y tal… Nahh, déjate.

Si yo ya hace infinito que duermo con pijama de borreguito, que me pongo la colonia del partenaire alegándome a mí misma que debe ser casi unisex y me apaño con el Zara para los vestidos, total para los saraos que tengo últimamente…

Yo lo que os pido para este año es un poco menos de dispersión, un poco más de lucidez y una miajita de pasta y tal, porque igual estoy un poco #FernandoEstesa, pero a mí con estar bolinga (entiéndase feliz no pedo) y viajar el mundo me estaría.

Me estalla la cabeza de cuestionarme vi vida 24/7. Que esto de tener que trabajar hasta los taytantosmil y darte a la buena vida cuando lo que ya no está bueno es el cuerpo no me acaba de cuadrar.

Como lo de vamos a viajar ahora que somos jubiletas pero con la ilusión en Albuquerque y el reuma almorzando contigo cada mañana. Venga. Venga. A otro perro con ese hueso o a otra #nodispersa con ese puzle, que a mis las piezas no me encajan.

#24/7 #AllDayAllNight #VengaConElRumRum

Querido Melchor no me traigas, ya si eso, llévate. Llévate dispersión, que no consigo poner foco en nada en esta vida y el desenfoque (¡Vale! Y la presbicia en aumento) ME ESTA MATANDO. Que lo mío no es tener los huevos en varias cestas. Que yo lo que tengo es una mimbrería montada y solo un par de huevos para echar. Esto ¿Cómo se gestiona?

#¿DispersaYo? #AndaMiraUnaMosca

Querido Gaspar, tráeme lucidez. Tráeme camino, trame luz al final del tunel. Y llévate, sobre todo llévate oscuridad. Indecisión. Miedos. Dudas. Llévate “peros”, “y sis” porque así no se puede vivir tranquila, hombre. Lo que esté para mí, tráelo. Y lo que no lo esté, llévatelo. Pero ascuas, no. Marear la perdiz, no. Deshojar margaritas, no. A mi dame lo mío y ya veo yo como me organizo.

#YesVeoLaLuz #AyssQueMeDesnuco

Querido Baltasar, tráeme viajes. Viajes interiores y viajes por el mundo. Hazme crecer, hazme viajar. Hazme valorar. Yo quiero ir hacía dentro y hacía fuera. Darme cuenta de todo: de lo bueno, de lo regular y de lo buenísimo. De lo malo, no me traigas nada, que de eso ya se encarga la vida y no se libra nadie.

Innecesario decirlo Baltasar, pero que cuando pienses en lo del travelling y tal, piensa en traerme también un poquito de plata, money, pasta, llámalo como quieras. Que tal y como anda la economía y los sueldos para irte al caribe te has de hacer narco. Ahí lo dejo. Un apunte.

#MásRápidoThelmaMásRápido #¡QueNosVamos!

Lo del Botox ni os preocupéis, se lo tengo pedido a San Valentín, que a mí las rosas ni fu ni fa. Llega una al 14 de febrero un poco Mallorca y se impone la practicidad. Otra cosa es que os sobren un par de viales y digáis “pues los dejo”. Oye. Pues agradecida. Vaya de antemano.

Os diría aquello de ‘besos y abrazos’, pero me he vuelto muy siesa, así que Saludos Cordiales y andando. Ni que decir tiene que este año me he portado espectacular, así que ya vais quitando esa cara de WTF.

¡Ah! ¡Si! Os he dejado las botas de agua, es que en los stilettos no iba a caber todo.

¡Venga, enrollaros! ¡Que yo sé que moláis!

#¿Yesascaras? #YoNoSéQueTenéisQuePensarosTanto…

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco  #PaFueraLaDispersión #PaDentroLaLucidez #NoPidoMás #BuenoSíUnPocodePasta #YViajes #ValeYaLoDejo.