YOROKOBU: EL ARTE DE SER FELIZ

El otro día descubrí esta palabra mientras volaba a Paris. Fue en una de esas revistas que te ponen en la rejilla del asiento anterior y que una lee más por aburrimiento que por interés, justo antes de echar la cabezada pre-despegue, en mi caso.

Yorokobu significa “estar feliz” en japonés. Pero se refiere a esa felicidad “a cachitos”, esa felicidad “consciente”, esos momentos pequeños pero mágicos, esas cosas que te pasan en la vida que te devuelven una sonrisa. Ese suma y sigue de sensaciones buenas que te ocurren y que hacen que tu vida sea mayoritariamente feliz.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, Yorokobu, el arte de ser feliz 2

Si la felicidad completa dicen que ni existe ni es duradera… ¿Qué es Yorokobu? Pues son situaciones cotidianas y momentos sencillos que si eres capaz de reconocerlos engrandecerán tu vida.

Es esa sensación que tienes cuando acabas de cambiar las sábanas y te metes en la cama. Apoyas la nariz contra la almohada y huele a suavizante, se te escapa una sonrisa además de la babilla pensando en ese sueño limpio y fresco que vas a echar felizmente.

Reconócelo, no hay nada como esa sensación el último día de trabajo antes de empezar las vacaciones, cuando aún no has gastado ni un minuto de las mismas pero ya te ves libre del yugo de las obligaciones laborales y con 15 días por delante para volar.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, Yorokobu, el arte de ser feliz67

Me gusta la sensación cuando después de un día duro de trabajo, pillo el sofá – que no me pasa siempre – y me traigo conmigo una onza de chocolate negro. La meto en la boca y la aplasto contra la lengua hasta qonzaue se deshace y empieza a extenderse el gusto por todo el paladar. Esa sensación de emoción chocolatera que te hace ser feliz por un instante olvidando las broncas del día.

 

Otro momento Yorokobu: Llegar a casa y tirar el sujetador. Todos los sujetadores aprietan, marcan, agotan…ese momento de liberación. ¡No tiene precio!Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, Yorokobu, el arte de ser feliz6799

Comprar un billete de avión y descubrir que has cogido la última plaza en tarifa económica. ¡Yuju!

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, Yorokobu, el arte de ser feliz67009

Sacar tu abrigo del invierno anterior y encontrarte 20 pavos en el bolsillo. Básico pero emocionante.

El primer trago de cerveza helada cuando sales de nadar en la playa.

Cuando notas que empiezas a tener agujetas de tanto reírte con tus amigas.

adhesivo cocina taza de cafe

El olorcito a café de buena mañana cuando vienes por el pasillo de tu casa con los ojos en las manos.

 

Una ducha bien fría cuando llegas de correr 5 kilómetros y crees que los gemelos te van a estallar en mil pedazos.

Salir de rebajas y descubrir que allí está el vestido que andabas mirando toda la temporada. Sólo queda uno y ¡es tu talla! Subidón máximo.

Mi madre entrando por la puerta con un tupper con croquetas. Y aún más si me trae tortilla de patatas.Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, Yorokobu, el arte de ser feliz670099

Celebrar mi cumpleaños en la playa, aunque el pastel se me llene de arena siempre.

Salir de la peluquería con esa sensación “Reina del Mambo” que te dura tan poco como el peinado pero que hay que aprovecharla.

Yo no soy gente, quien tiene un peluquero tiene un tesoro, Historias reales, mundo surrealista 2

Correr por el andén #comosinohubieraunmañana y que no se te escape el último tren.

Se trata de unir tantos momentos Yorokubu como sean posibles en tu vida, de esa manera serás lo más cercano a “feliz” todo el tiempo.

¿Y tú? ¿Te sientes Yorokobu?

Comparte conmigo cuáles son tus momentos cotidianos que te llenan de felicidad consciente…llenemos el mundo de momentos Yorokobu.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, Yorokobu, el arte de ser feliz

 

Advertisements

6 thoughts on “YOROKOBU: EL ARTE DE SER FELIZ

  1. El lunes por la mañana, retrasar el momento de levantarte… coger el mbl y leer el yonosoygente metida en la cama, mientras en casa todos siguen durmiendo…. momento yorokobu!

  2. Sin duda al ver la carita de mis hijos…yorokobu…pásiempre!!!…Y para contigo….los veranos de camping…y tus yonosoygente…..besos

    1. Gracias Javier. Sin duda ver la carita de tus hijos tiene que ser lo más grande. Yo aún recuerdo como si fuera ahora mismo la primera vez que vi a mi sobrina, no podía parar de llorar!!!

      Los veranos en el camping!!! Y los juegos en el pasillo de la C/. Urgel. Guau, Guau. No digo más… ;-P

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s