LA ANTIMALETA

Sé que el titulo suena extraño, pero enseguida me explico. Cuando leáis esto estaré a escasas horas de coger el típico vuelo perro de las 6 de la mañana en dirección a Grecia (como siempre tengo el don de la oportunidad, he creído que éste es el gran momento para visitar ese país).

Acabo de cerrar la maleta y he revisado unas 500 veces que llevo el DNI y el resto de la documentación encima (este tema me obsesiona desde que una vez lo perdí todo en una tienda del aeropuerto).

Yo viajo siempre con la maleta de mano únicamente. El hecho de que me la puedan extraviar me da tanto repelús que prefiero economizar en su contenido y llevarla bajo brazo a todos lados. #nosinmimaleta

Yo no soy gente, Historias reales., mundo surrealista, La antimaleta, que no llevar en una maleta, viajar sin embarcar maletas, maletas-pesadas

Así que hablemos pues de cómo puedes conseguir viajar con una mini maleta que no tengas que embarcar.

Qué cosas NO debes poner en tu maleta porque NO las vas a necesitar.

La verdad es que cuando llegan las vacaciones se sucede un hecho interesantísimo y es que crees que en esa triste semana de solano y descanso que te vas a dar te va a dar tiempo de hacer todo lo que no has hecho en un año.

¿En serio? ¡Venga! Semana = 7 días, Día = 24 horas. Fin del recuento. Un año es mucho más largo y hay un montón de cosas simples que no has hecho (¡de hecho otras que ¡ni siquiera has comenzado!).


Vamos con 5 tips básicos para evitar la ANTIMALETA:

1) Libros: Seamos sinceros. ¿Cuántos libros te has leído desde Septiembre? ¿Uno? ¿Dos? El que tienes en la mesita que vas leyendo como diría Ricky Martín: un pasito pa’lante María y un pasito pa’tras, ese no cuenta. Hace semanas que te mueves entre la página 52 y 55 incapaz de avanzar.

Yo no soy gente, Historias reales., mundo surrealista, La antimaleta, que no llevar en una maleta, viajar sin embarcar maletas, maletas-pesadas2¿Tres libros vas a meter en la maleta?

Si eres capaz de leerlos es que no piensas ni dirigirle la palabra a tu partenaire ni despistarte con el vuelo rasante de una gaviota playera en toda la semana. ¡No hombre no!

Te dejo que eches uno, al que menos aprecio le tengas porque va a volver en el mismo sitio que le asignaste pero algo más magulladito y como mucho un par de Cuores para reírte de la celulitis ajena y olvidarte de la tuya. That’s all. #serrealistatambienesinteresante.


2.Las Bambas: ¡Claro! Llegó el verano y hay que cuidarse porque enseñamos cacha. Mal. Hay que cuidarse antes con la idea de que mostrarse al público en verano sea lo más digno posible.

Una vez situado en el sitio de destino de veraneo, ya has hecho lo que has podido y la operación biquini se da por concluida tenga ésta el resultado que tenga. Pretender creer que vas a ponerte en forma en esos 7 únicos días en los que la siesta está permitida es un error, un craso error.

¿Comenzar running? ¿En serio vas a darte el madrugón para que no te pille elYo no soy gente, Historias reales., mundo surrealista, La antimaleta, que no llevar en una maleta, viajar sin embarcar maletas, bambas solano de las 9 de la mañana para salir a correr “esa semana”?

Con lo bien que se está en la cama con el fresquito mañanero. No vas a hacerlo y lo sabes.

Así que saca ahora mismo y sin remordimiento las bambas de tu maleta y amortiza ese maravilloso espacio ganado con kaftanes de flecos para paseos de puesta de sol. #yacorreraselrestodelaño #operaciónbquinioff


3.Máscaras, mascarillas y otros potingues varios: Desde el cariño te lo digo: Si no te has hecho una mascarilla reparadora en los tres últimos meses, ¡no te la vas a hacer en vacaciones!

Tenemos tendencia a echar en la maleta mascarilla vital para pieles deshidratadas, anticelulítico extrem, suavizante reparador, antiojeras y bolsas, Sérum efecto lifting. A ver, alma de cántaro, ¿a quién pretendes engañar?

Yo no soy gente, Historias reales., mundo surrealista, La antimaleta, que no llevar en una maleta, viajar sin embarcar maletas, maletas-pesadas2, mascarillasLa realidad se impone. Vuelves de la playa con más arena que el cubo y rastrillo de tu hijo.

Tienes tanta sal que te pican los ojos y te arrancarías la piel achicharrada como si quisieras hacerte un bolso con ella.

Llegas a la ducha y aquello es lo más cercano a la gloria. Le das al agua fría y literalmente mueres bajo esa lluvia maravillosa.

El neceser con todos los potingues se ha quedado en la habitación y en ese momento te da igual lavarte con Fairy y que el guante de crin se haya quedado en Yo no soy gente, Historias reales., mundo surrealista, La antimaleta, que no llevar en una maleta, viajar sin embarcar maletas, maletas-pesadas2, mascarillas 2Albuquerque: tú quieres refrescarte y punto.

Sales de la ducha y a los tres minutos estas traspirando de nuevo, ponerte anticelulítico en esos momentos es lo más cercano al suicidio, así que desistes mientras piensas, de forma absolutamente engañosa: “Mañana, ya si eso”.

Esto se viene conociendo por autoengaño. Saca de tu maleta todos los potingues y deja como mucho un aftersun, si te lo pones todos los días, te pongo la primera piedra para un monumento. #enveranomásquenuncamenosesmás.


4.Tus súper sandalias modelo soy-la-la-reina-de-los-mares: Taconazo de 13 cms y estampado tribal. Son la leche. A pesar de que sólo te combinan con negro y te tienen que dejar en la puerta del restaurante porque no puedes ni caminar con ellas.

9-sandalias-mujer-jeffrey-campbell-plataforma-tachuelas-negro-y-lilaPero te parecen ideales para “dar el golpe de efecto” en una cena veraniega. Tú misma.

Pero después de un día duro de playa y mercadillos a 40 grados, meter tus piececillos hinchados en esos zapatos de cenicienta te va a parecer una broma de mal gusto.

Con un poco de suerte y no pocas dudas, decides salir de tus flip flops y calzarte un tacón medio de una sandalia tirando a normalita con la que además podrás dar un paseo después de la cena.

Sácalas ahora mismo de la maleta. Irán pasando los días y no verás el momento de ponértelas. Se ve mucho en revistas, pero a no ser que seas Carrie Bradshaw son una utopía.

Mucho mejor unas plataformas que peguen con todo. Y mejor aún si te las puedes llevar puestas, sitio que liberas en la maleta para un biquini extra. #loszapatosdecenicientanosonparatardesplayeras.


5. Medicamentes innecesarios: Si no es que estás viajando a Etiopía u otro país con déficit de medicinas, por favor, no cargues con un neceser con medicamentos por-si.

Por si me deshidrato, por si me caigo, por si me sale un herpes, por si me da cólico nefrítico…las posibilidades son infinitas y seguramente si te pasa algo será alguna cosa para lo que no trajiste remedio.

La ley de Murphy en estos casos es un clásico.

Yo no soy gente, Historias reales., mundo surrealista, La antimaleta, que no llevar en una maleta, viajar sin embarcar maletas, maletas-pesadas2, medicamentos

Imposible pensar en todo y casi todo tiene remedio. En un viaje a Venezuela me hice un corte en la pierna con un alambre.

A falta de medicamentos me tiraron una botella de Ron Santa Teresa. Nunca una herida estuvo tan bien desinfectada y por supuesto sin secuelas posteriores.

Así que echa tres iboprufenos y dos tiritas y marchando. Seamos realistas: En vacaciones a uno no le duele ni la cabeza. Los dolores vienen al regreso. #dinoalosmedicamentos #notevaapasarnada


Y la lista podría ser infinita. Yo ya hice mi mini maleta.

Me llevé una Vogue para el trayecto y las dos páginas de rigor antes de la cabezada de fin-del-día.

Una hidratante para la cara y un after-sun de Aloe Vera. Tiré las bambas. Me voy con mis plataformas puestas. Y en el neceser iboprufeno y un laxante (que ya se sabe que el cambio de ambiente es muy malo para estas cosas) y…

¡ a volar!

Sed felices. Os cuento todo a mi regreso.

Yo no soy gente, Historias reales., mundo surrealista, La antimaleta, que no llevar en una maleta, viajar sin embarcar maletas, maletas-pesadas2, glamour

Advertisements

4 thoughts on “LA ANTIMALETA

    1. Muchísimas gracias. La verdad es que me apetece una semanita en versión 1.0. Lo de llevarse poca ropa no vayas a pensar que lo consigo a la primera. Voy haciendo versiones de la maleta hasta que ésta cierra y todo lo que se queda fuera…mala suerte! De hecho al final la mitad de las cosas ni te las pones. Besazo. Espero que sigas bien. 🙂

  1. El post es tan lindo, tan divertido, tan fresco. Bien, yo soy una terrible devoralibros así que me llevo siempre una o dos libros porque amo leer en las noches y no me importa leer en la noche para despertarme a las 6 (mi Padre me inculcó que tiempo perdido es vida perdida) pero en los demás tienes muchísima razón. Más el de llevarla ligera porque si la llevas a tope luego no sabes donde meter los recuerdos.
    Está hermoso tu blog, un beso. ❤

  2. El libro eléctronico es la gran solución para quien quiera leer! Y cuando te vas una semana a Grecia es fácil… caerán 40 grados mínimo toda la semana y sin una nube a la vista (lo he vivido)… pero servidora se va un mes a la Europa profunda donde tanto puedes estar a 30 grados como a 13 (más posibilidades de lo último que de lo primero)… hay que llevar “detodo”, o comprar allí lo que te has dejado, y aquí es cuando vuelves con una maleta de más…. Kalimera!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s