VIEJUNA

Si la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma; me gustaría a mí saber en qué se ha transformado la mía.

En un gusano de seda reptador que no alcanza más que velocidades de tocinillo. En un pastor alemán que se ha ido de su casa y no piensa volver nunca más. En una tortuga rancia a la que le da pereza hasta mordisquear la lechuga.

El caso es que de un tiempo a esta parte me siento como falta de energía. Sé lo que estáis pensando: que hago muchas cosas. No vamos a engañarnos: creo que hago demasiadas cosas en mi vida desde que tengo uso de razón, así que a ese clavo no me puedo agarrar.

Yo creo que más bien se debe a una cuestión de recorrido. Llámesele recorrido, llámesele edad, yo me encuentro viejunamente cansada.

El pasado sábado desperté con mi marido al lado en la cama y le dije, de almohada a almohada.

  • Cariño, ¿Te acuerdas cuando decíamos que envejeceríamos juntos?
  • Sí – me contesta él románticamente
  • Pues… está pasando – le digo yo

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, viejuno, viejuna, perdida de enrgia, edad, recorrido vital

Creo que envejecer es como perder 2 euros cada día. En realidad, puedes pasar sin ellos. De hecho, ni siquiera los echas en falta. Además, no le das importancia.

Pero en esa suma y sigue un día dices ¡Ostia, he perdido un billete de 500 euros! Y de pronto estás viejuno.

Mi marido y yo solíamos salir a darlo todo en la pista viernes tras viernes, el cansancio era un enemigo vencible y salíamos airosos y ganadores dispuestos a darnos unos bailoteos

¿Ahora? Ahora no es que no salgamos, ahora es que no conseguimos ni llegar a la puerta de casa. Ahora es que ya ni nos lo cuestionamos. Ahora dejar que el sofá te abduzca y tú pierdas el norte enfrente de la caja tonta te parece el plan del millón. Ahora te pagan dinero y no mueves un pie de la alfombra.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, viejuno, viejuna, perdida de enrgia, edad, recorrido vital 2

Hay gente que a esto le llama cambio de prioridades, yo le llamo por su nombre: cansancio infinito y falta de energía que, como no se destruye, se transforma en un oso amoroso que quiere abrazarte y echarte una mantita para que te quedes como estatuilla de mármol en el sofá.

Tengo otros signos inequívocos de que me siento viejuna.com

hammertime

  • Pongo a todo trapo MC Hammer y me parece lo más.
  • Me parece importante dejar la cocina recogida y hasta relleno las aceiteras con esmero. El otro día ¡hasta me hice una tortilla! Tengo fotos que lo prueban.
  • Me miro en el espejo por la mañana y las ojeras me saludan con más cariño que mi perro. No hay sérum que acabe con semejante destrozo.
  • Sólo una (o ninguna) cena por semana. Me he resistido a aceptar algo así durante tiempo. Yo moría de vida social y por la mañana moría de cabezadas contra el teclado y vuelta a empezar.He tenido que aceptarlo: si duermo sólo 4 horas tengo riesgo de colapso mental y físico.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, viejuno, viejuna, perdida de enrgia, edad, recorrido vital 6

  • Empiezo el lunes una desesperada cuenta atrás hacía el fin de semana en que mi gran plan es dormir, siestear, cabecear, descansar y en general: reposar (y reposarme)
  • Vuelvo en los Ferrocarriles y cuando entra un grupo de veinteañeros gritando y riendo en alto, me sorprendo a mí misma pensando: “esta juventud”. Signo inequívoco y de gravedad. Horror (léase aquí emoticono desesperado)
  • Miro el tiempo por las mañanas. Yo que salía como alma que llevaba Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, viejuno, viejuna, perdida de enrgia, edad, recorrido vital 4el diablo sin importarme calor, frío o nieve. Ahora cojo hasta un paraguas como vea dibujada una nube en el mapa. ¡Flipa!

Pero lo que de verdad me molesta es esa exasperante bajada de energía que hace que tengas que practicar a cada rato el ejercicio de la renuncia.

Ya no puedes hacerlo todo y echártelo a la espalda.

Ahora se trata de decidir, escoger, priorizar y claro, hasta que no te acostumbras te quedas con tremendo remordimiento por todo aquello que has desechado en pos de tu salud y de la adaptación al ritmo que tu edad recorrido vital te marca.

Sólo hay una ventaja: Sabes lo que quieres y lo que no. Y alguna otra desventaja más: Te emocionas con “”we are the world, we are the children”.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, viejuno, viejuna, perdida de enrgia, edad, recorrido vital00

El pasado verano estaba haciendo cola en una Farmacia de Carboneras (Almería) y la dependienta se dirigió hacia mí y me dijo: “Joven, ¿le toca a usted?”. Casi me desmayo.

A todas éstas, ¿dónde se compra la energía? Porque de la que yo hablo no viene en cápsulas de vitaminas ni en botes de espinacas. Esto lo tengo claro.

De la que yo hablo viene en un bote grande que se va vaciando sin contar con tu opinión.

Esto es así. Esto es cerca, esto es lejos. Esto es arriba esto, es abajo. coco¡Noooooooooo! Recuerdos de Barrio Sésamo me invaden: Esto es el fin.

¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Añorar el interrail? Estoy perdida.

Viejunamente perdida.

Advertisements

One thought on “VIEJUNA

  1. Tienes recuerdos de Barrio Sésamo? Si los tuvieras de los Chiripitifláuticos querida podrías quejarte….. y lo de la cena a la semana para mi ha pasado a ser una cena al mes…. Y los domingos en casa me parecen lo más también…. Pero tenemos gas todavía para unas cuantas locuras! Cada vez tenemos más excusa para vivir como si no hubiera un mañana!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s