27.11.17 Vamos que nos vamos

Good morning. Good Monday.

¿Cómo estáis? Servidora haciendo maletas.

Bueno, acabo de hacer un alto en el camino para escribir y desahogarme. Y es que eso de meter toda la vida de una persona en una maleta de cabina es ardua tarea.

Porque a poco que te tengas que ir…mete cuatro bragas (más dos tangas), dos sujetadores (con y sin tirantes), algunos calcetines (de menos a más abrigo), algunos complementos (que una ya necesita de embellecedores externos para lucir) y échale un modelito por día (sino dos, diurno y nocturno), dos pares de zapatos (por si unos te duelen en destino) y el típico echarpe para los aires acondicionados…

¡Que venga la Marie Kondo esa que se las da de ordenada a ver si es capaz de enrollar, plegar o ¡lo que sea! con toda esa ropa.

¡Que yo no necesito a esta tipa! Lo he solucionado como se ha hecho toda la vida ¡sentándome encima de la maleta! Apretando bien con el culo y con las dos manos cerrando la cremallera. Lo malo es que tengo catorce horas de viaje y para cuando llegue fijo que me he olvidado del esfuerzo que estoy haciendo y de que la ropa va casi envasada al vacío y me explotará en la cara cuando la abra. Sniff.

Efectivamente #AsíVaMiMaleta #CómoLaDeThisGirl

The girl is trying to close suitcase crammed on white background

Este ejercicio tiene doble lectura, una: no embarcar maleta, mucho más rápido cuando tienes varios enlaces, pero lo más importante… ¡no gastas en exceso en destino! ¿Para qué? Si no te cabe ni un alfiler. Como mucho puedes pillar un imán para la nevera y que no sea muy grande por si lo tienes que acabar llevando en el bolsillo de la camisa. Cero gastos en obviedades innecesarias y más pasta para tener experiencias.

Lo de los viajes en avión de tantísimas horas es de #atropellamecamión. Ni viendo tres películas con sus tres gin-tonics se hace más corto. A ratos me dedico a recorrer el avión de arriba abajo y hago un poco de gimnasia y estiramientos en las puertas de emergencia, pero me da un poco de reparo porque…

Esa gente que coge puerta de emergencia y encima paga más, digo yo: ¿de verdad es mejor coger salida de emergencia? Es como esa curva un poco más grande en un camino estrecho ¡donde se para todo el mundo! A charlar, a estirar, a moverse un poco, a relajarse. ¿Has pedido tú acaso todos esos vecinos? Pues claro que no, carajo: regresen a sus asientos por favor. Mil gracias. ¡El networking en otro momento!

#HayQueArmarseDePacienciayBuenKarmaParaSoportarViajesLargosEnAviónSea como fuere la última hora es de esas que no pasa nunca, uno de esos ratos de: “¿Cuánto falta? ¿Cuánto falta? ¿Cuánto falta?”. Que me dan ganas de ir a ver al piloto y decirle:

¡Vaaa, písale! Agrrs.

Bueno me consuela que cuando leáis esto estaré en modo horizontal en mi hamaca y margarita en mano. Y eso no tiene precio. O sí. Pero mejor no pensarlo ya en destino para no aguarte las vacaciones, mejor levanta la mano: ¡Otro margarita, sí, gracias! Que el alcohol te haga olvidar el sablazo y te endulce aún más el paraíso.

Y la verdad que traerse de souvenir un bonito bronceado en diciembre, cuando ya empiezo a lucir como si fuera de la familia de Crepúsculo, pues mola y me parece interesante.

Al tema, que me voy a acabar la maleta pues me acabo de dar cuenta que no he metido el botiquín, que, dada las edades, ya ocupa más espacio que tres pares de zapatos. ¡Virgencita!

En breve tengo que dedicar un trolley solo a este tema. ¡Besos y ¡a volar!

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesVolandoAlParaiso

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s