LAS COLONIAS HUELEN A SEXO

Lo sé, el título suena surrealista, pero no lo digo yo, lo dice la publicidad. Casi todos los anuncios de colonias o perfumes están ubicados en algún momento pre-revolcón, pre-vas-a-pillar o qué-bien-hueles-perdámonos.

Yonosoygente, las colonias huelen a sexo, Historias reales, mundo surrealista, 289

¿Por qué no hay anuncios de colonia, ya no digo perfume, de una mujer antes de ir a la oficina? Porque sí, puedes ir a trabajar con un olor fresquito que haga agradable tu presencia sin molestar a nadie. Pero no. Eso no vende. En la oficina como si apestas.

¿Adónde fue a parar ‘Farala’? ¿Os acordáis?…”Tenemos chica nueva en la oficina y se llama Farala y es divina…lalalala”. Acabo de visualizar el anuncio, aquella muchachita entrando en el despacho y encandilando al personal con su olor. Santa inocencia de los 90.

Pues eso, que durante el día las colonias importan menos. Eso sí, cuidado con salir con nocturnidad y alevosía y sin perfume que igual hasta te multan.

Otra de las cosas que no entiendo es que todas – absolutamente todas – las mujeres que salen en televisión utilizando colonia sean modelos, actrices o, en su defecto, bellezones. Cuando anuncian lavavajillas utilizan gente más normal, guapa, fea y de todas clases. Está claro que o lavas platos o hueles bien, porque yo la segmentación la veo clara.

Si eres fea o del montón ni te preocupes, te compras una colonia con olor a lavanda y vas tirando para Villa Arriba (o Villa Abajo como prefieras) con un Fairy bajo el brazo, que hay platos para lavar. AH, se siente. Pues haber nacido guapa.

A mí me llegaría más si la llevara gente más de a pie. Que veo a Charlize Theron arrancándose la ropa mientras camina y con ese cuello cisne que tiene anunciando J’Adore de Dior (o asu antecesora que aún tenía el cuello más largo) y no lo veo. Yo que soy cuellicorta y de tipo regulero ni me lo planteo.

#esoesuncuelloylodemástonterías

Yonosoygente, las colonias huelen a sexo, Historias reales, mundo surrealista, 5.jpg

Especial mención para el anuncio de ‘Blue Water’ de Dolce & Gabanna, en que aquello sugiere un final tórrido tórrido, en el que lo de menos, lo veo venir, va a ser la colonia.

Tipo maravillosamente esculpido en modo Dios griego esperando en barquichuela mientras la cámara enfoca sus santas partes enfundadas en bañador blanco.

Yonosoygente, las colonias huelen a sexo, Historias reales, mundo surrealista, 99, dolce & gabannChica que sale del agua – casualmente con maquillaje impecable – sube a la barca su tipazo cubierto también con biquini blanco. Morreo al canto y…

#hastaaquipuedoleer.

Sí, sí. Muy realista el tema. Yo siempre que voy a la playa, me pongo perfume, ¿vosotras no?, y cuando salgo de nadar, ahí está, no ha desaparecido.

¿Es water-ressistance? Ja. No es creíble.

Yo cada vez que lo veo sólo pienso en volcar la barca, ahogar a la chica y agarrarme a semejante maromo #comosinohubieraunmañana. El perfume para los peces.

#sihepasadodeponerlaaella

Yonosoygente, las colonias huelen a sexo, Historias reales, mundo surrealista, 99

Los de AXE fueron listos y golpearon al género masculino donde más le duele: en el ego. ¿Qué hombre no quiere ser una fiera irresistible que se las lleva de calle? Primero con el desodorante y más tarde con la colonia, lo de menos era el olor, aquello era sexo en frasco.

Obvio que son virtudes difíciles de demostrar o, dicho de otra manera: Mentira podrida. Si fuera real verías a los pavos vendiendo hasta su Ferrari para bañarse en Axe, que todos sabemos que tiran más dos tetas que cuatro ruedas dos carretas.

Aunque aún quedan honrosas excepciones, como mi compañero de trabajo – vale, es un poco especial – que se hace el su propio jabón y desodorante y dice que prefiere apestar a orgía turca antes que utilizar ese cutre producto que responde por Axe.

#elsueñodetodohombre #sexoenfrasco

Yonosoygente, las colonias huelen a sexo, Historias reales, mundo surrealista, 990

El que más me gusta es el de Invictus de Paco Rabanne. Ese hombre trofeo al hombro, cruzando el campo de juego y llegando al vestuario donde le esperan seis diosas maravillosas. El mensaje es claro, Invictus te invita a una orgia. El anuncio deja claro el final: va a dejar el trofeo en un banco y se las va a merendar a todas.

Lo que yo te digo: que la colonia huele – y sugiere- sexo, más o menos adornado. Le agradezco a Rabanne que haya hecho el mismo anuncio, pero en femenino, en épocas de tanta distinción de género, al menos con esa colonia a la Diosa también la esperan unos cuantos efebos en el vestuario. Orgía pa’ti, orgia pa’mi. ¡Viva la igualdad!

Paco-Rabanne-Invictus-Olympea

Cierto es que la publicidad tiene que tener cierta magia, pero esta tiene más bien polvos mágicos. No obstante, si encontráis al de Invictus, ¡avisadme! #porquelodejotodo

A cada cual su …

Yonosoygente, las colonias huelen a sexo, Historias reales, mundo surrealista, 466

LA COMUNIDAD

Recuerdo cuando vi hace millones muchos años la película La Comunidad, en la cual la granDÍSIMA Carmen Maura se las veía con unos poco amigables vecinos, flipé.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, la comunidad

Como flipé ayer cuando sentada en mi sofá, cosa que hago muy poco y disfruto muy mucho, oí un sonido extraño, estremecedor y hueco que identifiqué, como lo hubierais hecho todos los que habéis visto Parque Jurásico (y somos ídem), como el grito del Tiranosaurus Rex. Ostia.

Me levanto asustada por la casa buscando la procedencia del sonido en cuestión,
porque obviamente si lo que me encuentro es al dinosaurio muero de un pasmo, y para cuando llego a la entrada identifico que es el vecino de arriba.Tiranosaurio-Rex-50608

Un nuevo rugido. ¿Qué debe estar haciendo? ¿Qué es eso? Mi mente no puede justificarlo así que decido volver al sofá.

Yo, mi libro y el Tiranosaurus Rex de fondo. Mira que hay vecinos raros.

Y eso que éstos ya los tengo un poco calados. Los domingos al mediodía sufren el
altavozefecto-altavoz,
les visita la familia, se vienen arriba y con la emoción y algarabía os juro que puedo seguir las conversaciones desde mi casa, en algunos momentos me dan hasta ganas de darle la opinión sobre algunos temas cuando los veo en el ascensor.

Cuando entran en sobremesa les coge el efecto-Mamut: para mí que se ponen todos a bailar el Gangsnam Style porque me parece que el techo se va a venir debajo de un momento a otro.

Y me veo como diría Jones, enterrada entre escombros con la tía Loli invitada de los de arriba aplastándome los sesos. Intento serenarme pensando que los pisos están hechos de materiales fuertes y que eso no va a pasar…pero lo que tampoco va a pasar es que te vayas a echar una siesta con tremendo alboroto.

gangsta style yonosoygente 2

Aunque a mí los que me preocupan son mis vecinos de enfrente. Profesores. Llegan a casa a las 17.30. Si cogemos el ascensor juntos miran para otro lado como si no te conocieran y cuando llegamos al rellano entran en su piso como si perdieran el tren y echan 8 pestillos.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, la comunidad 8Yo que todavía estoy llave en paño, los oigo caer a mis espaldas…Uno, dos, tres, cuatro… ¡no sabía que vivía en una zona peligrosa! Como venga un ladrón tiene que estar muy animado para tirar abajo el arsenal de cierres. Fijo que cambia de opinión y me atraca a mí. ¡Jolín!

Y luego está el del quinto. Hace cuatro años que es el Presidente. No necesita ni renovar votos. Es un crack. Jubilado. Tiene tiempo para hacer un estudio de mercado de la última bombilla que hay que cambiar. Además, tiene una página de recetas de cocinas y lo único malo es que mezcla la velocidad con el tocino. Cuando te pilla por banda las conversaciones son surrealistas:

  • He cambiado las bombillas de la planta, las he puesto de leds, ¿Qué te parecen?
  • Bien, bien (miento como una bellaca porque ni me había percatado)
  • Pero alumbran más ¿no?
  • Perdona es que voy con prisa.Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, la comunidad 99
  • Y el pollo al chilindrón ¿qué?
  • ¿qué?
  • El que he colgado en la web está semana. ¿Cómo me ha quedado? ¿lo vas a hacer o qué?
  • Bueno, yo es que soy de cocinar más bien poco…oye el ascensor vuelve a fallar.
  • Y esta semana cuelgo uno vegetariano, que yo sé que a ti te gusta…
  • Bueno pero el ascensor…
  • Pruébalo, pruébalo y me dices

Estas conversaciones a medio camino entre las vicisitudes de una comunidad y el menú gastronómico de un chef me desquician.

Y para rematar el otro día mi vecino de parking que se ha cambiado el coche. ¡Vale! Todos sabemos que cuando tienes un coche nuevo se le quiere mucho, pero es que el otro día aparco y cuando salgo veo un cartón grande y me digo: ¿Qué co***es es esto?

gangsta style yonosoygente987

El tipo ha reproducido toda la forma del lateral de su coche en un cartón y lo cuelga con dos cuerdas cuando aparca. ¡Vamos! Como esas fachadas a las que le ponen un mural que tiene dibujadas las ventanas.

Anonadada es poco, supongo que es para que no se lleve ningún rasguño. Hombre, la verdad que la obra tiene su envergadura, así que todos los días le doy un golpe con la puerta de mi coche para al menos darle una utilidad ya que se ha tomado el esfuerzo.

Visto lo visto, soy de lo más normalito del edificio. Al fin y al cabo, sólo pongo la radio a tope escuchando Pitbull un rato, me calzo los tacones a las 6am. sí, pero intento caminar de puntillas y respeto las prisas de mis vecinos sin querer pararlos a contarles nada.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, la comunidad 78969

 

Eso sí, hay días que me dan ganas de montar a mí una fiesta-mamut de las que tira el edificio. O taconear como Lola Flores. O conversar a gritos a ver si me oyen desde el sexto. Menos mal que estos días son los menos…

Esa difícil vida en la comunidad nos hace más tolerantes y abiertos.

¿Tenéis vecinos excéntricos?

#aunquelodelcochenomelopuedoexplicaraún.

 

 

X-mas, X-menos

Vamos que nos vamos, esto no tiene vuelta atrás… ¡estamos en Navidad! .

Esto es como el Dragon Khan que una vez te montas, ya solo puedes caer es espiral, dar tres loopies, pasar mucho vértigo, sentir el estómago en la boca y las tripas en la espalda, apretar fuerte los ojos y esperar a que pare. Respirar hondo. Acabó. Gracias.

Así vivo yo la Navidad. Una montaña rusa de emociones familiares, unas deseadas y otras no. Tres loopies de fiesta y cava. Sólo de ver la cantidad de comida que hay en la mesa siento vértigo, el estómago relleno como un pavo y las tripas pidiendo bicarbonato. Aprieto los ojos y espero a que sea siete de enero. Otra Navidad superada. Gracias.

Yonosoygente, Historias reales, mundo surrealista, odio la Navidad, Hate Christmas, X-mas, X-menos

Y es que a mí no me hace falta la Navidad para nada (bueno, sí, para la semanita que cierra la empresa, pero me da igual que cierre por Navidades que por San Clemente), yo quiero a mi familia todos los días del año y me reúno con ellos cuando quiero, a mí que me impongan las cosas va a ser que no.

 Hay que pasar el “traguito” de la lotería, que ‘de buen rollo’ a mí sólo me supone un gasto. Año tras año pico en un intento de jubilación prematura que termina siempre igual: no me toca ni un maldito reintegro.

Yonosoygente, Historias reales, mundo surrealista, odio la Navidad, Hate Christmas, X-mas, X-menos 3

De los regalos paso. La gente los hace porque “hay que”. No me fastidies. Yo regalo cuando quiero y a quien quiero – y nunca mejor dicho – me da lo mismo que lo mismo me da la fecha que sea.

Soy capaz de romperme los cuernos un 7 de Abril cualquiera para ir a buscar un regalo que le va a hacer ilusión a mi madre si es que la veo un poco baja esos días pero soy incapaz de ir “a ver que encuentro” los días previos a la Navidad porqué “tengo que encontrar algo” “tengo que hacer el regalo”. Me asfixia y me corrompe.

 Me hace sentir que no soy libre y que tengo que seguir a la masa. Me niego a ser parte del rebaño, prefiero ser la oveja negra. Descarriada, feliz y detallista cuando a ella le rota.

Yonosoygente, Historias reales, mundo surrealista, odio la Navidad, Hate Christmas, X-mas, X-menos 2

Es como si nos metieran a todos en un Port Aventura o en un Gran Hermano gigante.

La Navidad se ha convertido en un gran parque temático en el que hay atracciones obligatorias:

El tren de la Bruja o la comida con tu suegra.

El pasaje del terror o esa cena que no acaba con tus cuñados.

El saltamontes, mientras vas de casa en casa recogiendo los juguetes con tus hijos.

La Noria: Vueltas y vueltas de aquí para allá repartiendo una felicidad ficticia.

Todo mentira. Es un escenario. Pero mientras dura el cartón piedra, se ha de actuar.

¡NO, POR FAVOR!

Yonosoygente, Historias reales, mundo surrealista, odio la Navidad, Hate Christmas, X-mas, X-menos 20

Y luego están los “finales de año” nostálgicos, las recapitulaciones, los recuentos…

Para mí el único recuento importante es que cuando acabe el año siga estando toda la gente importante para mí.

El resto son banalidades.

Así sería el mío:

Días trabajados: Demasiados.

Días de fiesta: Pocos

Días Felices: Afortunadamente muchos.Yonosoygente, Historias reales, mundo surrealista, odio la Navidad, Hate Christmas, X-mas, X-menos 208

Días de bajonazo: Unos cuantos, no nos vamos a engañar.

La familia: Bien, gracias.

Nuevos amigos: Bastantes y muy buenos

Cenas compartidas: Tantas y todas regadas con buen vino

Porrascazos que me he dado: Solo dos. Un aterrizaje poco digno al bajar del bus con un taconazo inconmensurable y un traspié haciendo running que me hizo morder el asfalto.

Fiestas y eventos: Dos mil.

 Horas de sueño: Tan pocas que son inconfesables.

 Propósitos para el Año Nuevo: Uno, Seguir siendo feliz.

Así que estoy en plena campaña No-Navideña. Huyo de El Corte Inglés como de la peste, está empalagoso hasta la muerte.

No he comprado turrones. Miro los polvorones con desprecio como si no supiera lo que son.

Me entrego en el gimnasio como si ya estuviéramos en la cuesta de enero y este año sí, VOY A HUIR DE LA CIUDAD…

… Valeeeeeee!

…Aun expuesto lo anterior, para todos aquellos que disfrutáis de estas fiestas:

FELIZ NAVIDAD

Y para aquellos que me acompañáis en mi opinión, mucho ánimo, aguante, paciencia y energía…¡que en dos días estamos en las rebajas! ¡Resistir!

FELIZ NO NAVIDAD

 Yonosoygente, Historias reales, mundo surrealista, odio la Navidad, Hate Christmas, X-mas, X-menos88

SIN SUJETADOR NO HAY PARAISO

El otro día me dio un ‘ataque de orden’. La verdad es que me da muy pocas veces, pero cuando llega si lo aprovecho bien puedo tirar hasta el sofá si veo que me molesta.

Entré en el armario e hice escabechina total de prendas sin sentido que ya pasaron de moda, se me pasó el momento de llevarlas, tenían más años que Raphael o casualmente ‘habían encogido’. En fin, que sin consideración alguna todo lo que no tenía razón de ser se fue puertas afuera.

Las braguitas rojas de los últimos cuatro fines de año, la camiseta de lycra que pica, los calcetines que te causan varices de lo que aprieta el elástico…

No quedó títere con cabeza, excepto, excepto… ¡¡¡ cuando pasé por el cajón de los sujetadores!!!

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador

Habiendo allí sujetadores por doquier, no pude deshacerme de ninguno. ¡Madre del Amor Hermoso! ¿En qué momento hemos pasado las mujeres a necesitar tanta prenda para sujetar un par de dos? Había allí modelos y colores para poner una parada de mercadillo.


Sin tirantes:

Imprescindibles absolutamente. No pueden faltar. ¡Tres tenía – y tengo! Para esos días en que vas con un top de tirantes y todos sabemos que por mucho que sitúes tirante con tirante, el del sujetador acaba campando a sus anchas y buscando su propio momento de gloria.

Para las prendas asimétricas, no vas a enseñar un tirante del sujetador sí y otro no: caca.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador3

Para los escotes palabra de honor. Para los escotes tipo barco. Vamos, casi como el anuncio de Coca Cola argentino aquel que decía: “Para los altos, para los bajos, para los grandes, para los pequeños, para los rubios…”, vamos: que te hacen falta pa tó y punto. Tres tengo: negro, blanco y color carne.


Los push up:

Hombre, en la vida hay momentos para todo. Están esos momentos en que necesitas sentirte sexy y atractiva al 200% aun a riesgo de que tu pechonalidad llegue 15 minutos antes que tú.

No nos engañemos: cómodos cómodos no son, aprietan lo suyo… son para utilizar en situaciones que tengan un periodo de tiempo limitado. No se te ocurra ponértelos para ‘echar el día en la oficina’ porque cuando lleves unas horas parecerá que te están serrando a la altura de las costillas.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador 0.0

No obstante y para esos momentos necesito-sentirme-como-una-diosa tengo 4 inventariados. Dos push-up con tirantes: negro y color carne y dos push-up sin tirantes para su uso según punto 1 y en los dos mismos colores de rigor. Vamos, la locura.


El sujetador-nadadora:

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador20055Ese que utilizas cuando llevas prendas con espalda nadadora y no puedes ir enseñando los tirantes porque queda feo a la par que cutrillo.

Si el sujetador está bien escogido, debe quedar totalmente camuflado. Cierto que también podrías tirar de un sin-tirantes pero la sujeción no es la misma ni de lejos. Tengo uno que uso poco, más bien sólo en verano. ¿Qué hago? ¿Lo tiro?

Entra y sale del cajón dos veces y finalmente se queda. Un POR-SI más.


El normalito:

Con los tirantes en su sitio y la función clásica: mantener aquello en su sitio, ni muy arriba ni muy abajo, sin estrujarlo ni apretarlo.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador 3

Pobres, son los menos considerados, está visto que sin ventaja competitiva no hay gloria y servir para lo que te han diseñado hoy en día es una simpleza infravalorada.

Aun así, tres más que habitan en el cajón de marras.


El deportivo:

Aunque parezca redundante voy a decirlo: Dícese del sujetador que se utiliza para hacer deporte. Ya. Cae por su peso, ¿verdad?

Pues no veas la de tipas que me encuentro frente al espejo en el gym colocándose tremendo push up antes de la clase de steps.

Para mí, que nunca he considerado el gimnasio como una posibilidad de ligoteo, lo más cómodo es el tipo de sujetador deportivo que te da todo tipo de prestaciones mientras subes y bajas del step.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador200

Con el push up tienes el riesgo de morir asfixiada por tus propios pechos o que alguno de ellos decida escaparse a conocer al profesor. Mal.

Tengo 3 – es que voy mucho al gimnasio-.


El que se ata delante:

Y que me compré aquella vez que llevaba un vestido con la espalda al aire.

Eso más que un sujetador es un artilugio que como no hayas guardado las instrucciones de uso, no hay huevos a ponértelo una segunda vez. Cruza detrás por tu cintura y se ata delante.

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador300

Es muy raro encontrar cerca de tu ombligo la tira del sujetador.

Me pregunto a mí misma si de verdad lo necesito y a la par me juro no volver a comprar nunca un engendro de ese tipo.

Así que puesto que no voy a volver a comprar otro: se queda POR-SI.


Cazoletas de silicona pegajosa:

Esto es la clara afirmación de que todos tenemos días malos.
Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador3009

Me regalaron un vestido muy Marylin de esos con tantas aberturas que es imposible llevar con ningún tipo de sujetador.

Así que me compre el sujetador-silicona que literalmente se pega a tus pechos. Suena mal ya de salida, lo sé.

Hay que tener cuidado al colocarlo y poner la zona no-adhesiva en el pezón si no quieres arrancártelo de cuajo. Complicado.

Esa silicona pesa y hace el efecto fuerza de la gravedad tirando hacía abajo. Si sudas se despega. Ante movimientos muy bruscos puede moverse. Vamos, que si no eres la Preysler en un coctel cuya única articulación a mover va a ser el codo para empinarte la copa: no lo uses.

Inventariadas: Un par.


Recuento: Sujetadores: 16. Tetas: 2. Cajones dedicados: 3. Desolada.


Así que para compensar entré a matar en el cajón de las medias y las tiré todas, menos dos pares que estaban impecables. ¡Venga hombre! Tanta media para dos piernas.

Mujeres del mundo, solidarizaros, decidme que vuestros cajones también rezuman sujetadores con múltiples funciones para múltiples ocasiones que os ponéis dos veces al año.

Gracias. Sabía que éramos muchas. #sinsujetadornohayparaiso

Yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, El sujetador, bra, sin sujetador no hay paraiso, ensayo sobre el sujetador 0,1

Y HOY TENÉIS POST EN MI OTRO BLOG: CUIDATUIMAGEN

“BAILARINAS CON CORDONES #LASROMPEVENAS”

Cuida de ti,cuida tu imagen, bailarinas con cordones, las rompevenas, BAILARINAS CON CORDONES-TALESTRIP-SPRING-10