07.01.19 ODA A LA COTIDIANIDAD

Querido Diario Virtual,

Aysss. Gracias a Dios/Alá/Buda/Otros (táchese lo que no convenga) que se acabó la Navidad. Los canelones al por mayor, los roscones edulcorados y el alcohol disfrazado de festivo champagne regando gargantas.

Ya fin de todo eso, por favor. Yo lo que quiero de vuelta es mi COTIDIANIDAD. Que esta muy infravalorada pero que es muy necesaria. Que todos pedimos que la vida nos traiga sorpresas, pero luego tampoco queremos morir de novedad.

Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista 3

A todos nos gusta tener un bar de referencia, un gimnasio de esos que mantienes, una amiga que escucha tus dramas absurdos y un vinito que sabes que no te va a traer la resaca del quince al día siguiente.

Todos queremos, aunque si nos preguntan lo negaremos como si de ser cómplices en un asesinato se tratara, cotidianidad en vena.

El café con leche de las mañanas. Tus tres galletas. Un kiwi. Una ducha rápida. Algunos wasaps. Revisar la agenda. 8.03 Parking. Radio. On your way.

#YoTomandoElCaféDeLas8am #AntesMuertaQueDespeinada
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista, Drinking coffee

Llegar al trabajo, aparcar. Código 514. Huella dactilar. Pase, esta es su casa. Abrir el ordenador, saber lo que tienes que hacer. Tu café laxante de las 9.30. Tus compañeros. El bueno, el feo, el malo. Saber de que pie calzan. Esto y después aquello y así hasta las 17.30h. Good Bye.

¿Y lo que mola entrar en “tu” bar? En ese dónde tienes TU mesa y hasta TU camarera preferida. Que es esa que sabe que los biquinis te gustan más que planchados… ¡chorreando queso por los laterales!

Ella sabe que cuando le pides “un café con sus cositas”  en realidad le estás pidiendo un gin-tonic con gominolas. Y te sonríe y te dice mientras te guiña un ojo: “Hoy te lo traigo fuerte de cafeína, que te veo chafadilla”. Y tu sigues charlando con tu acompañante porque sabes que estas en el sitio adecuado y que esa mujer quiere tu bienestar. Eso da relax.

#MarchandoEseCaféCargado #OhYeahh
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista, Drinking coffee344

Esa amiga que es capaz de ir al bar más perro a tomar el vino más peleón porque el octavo drama de esta semana te parece que está cogiendo unas dimensiones difíciles de gestionar.

De pronto necesitas que alguien se siente contigo a tomar dos croquetas aceitosas y un mal pincho, para luego, ya bien regadas, te de uno de esos abrazos que te devuelve a la tierra y que te hace llegar a casa pensando: “¡anda, pues si tampoco es tan grave!”.

Tener esa amiga. Ese cotidiano par de ostias que te devuelven a la realidad. Eso no tiene precio. Bueno si lo tiene, pero que las copas y los pinchos no pasan de diez euros. Habrase visto psicólogo más barato.

#VaTíaTómateUnaCopaQueLoVasAVerMásClaro
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista, Drinking coffee 88

Ese gimnasio. Esa taquilla, la 325, porque somos territoriales hasta para estas pequeñas cosas. Esa ducha que tú sabes que es la que lanza el mejor chorro, ese jabón que es un poco friegaplatos, pero bueno ya te vale. Esa toalla que rasca un poco pero que tu asumes como peeling. Esos codazos para poder cambiarte.

Esa risa floja con la compañera porque no te quedan fuerzas pa’ ná después de la clase de spinning. Y sales. Y tu coche aparcado siempre en la misma calle. Y caminito a casa. Tres semáforos. Un cruce. Cero sorpresas. Tu parquing. Casa.

#ClaseDeSpinningGlam #SudarSíPeroConGlamour
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista 66

Te sientas en la cama. Tus calcetines de borreguito y tu pijama de franela. Te acogen. Te abrazan. Te estaban esperando. Te dicen “ven aquí, todo esta bien”. Te indican que has llegado a destino. Ese calorcito conocido que reconforta. Eso es la leche.

giphyLa llamada de tu madre a las 22h. Que como te ha ido el día. Que tu padre se ha resfriado un poco. Que hoy he hecho caldo. Que si te traigo un tupper. La llamada que te confirma que todo esta bien, que todo sigue en su sitio. Y que hoy, una noche más, paz y después gloria para todos.

Tumbarte en el sofá, que te hagan un masaje en los pies, que te rompas el cuello intentando ver la serie de moda y que no pases del primer intemedio. Despertar a las 2am. Corre ¡ a la cama! TU cama. Ayssss, la tranquilidad. La vida cotidiana.

¡Que sí! Que despertar cada día en un país, en una habitación de lujo espectacular, tener un trabajazo bien pagado, un entrenador personal que venga a tu casa/hotel, que tus amigas sean las siempre-ideales de Sexo en New York y que tus padres estén forrados haciendo cruceros tampoco suena tan mal…

Pero si me preguntáis, lo negaré todo. La cotidianidad es el nuevo negro.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #LaCotidianidadEsbienjones

 

 

Advertisements

24.12.18 FUCKING MINIMALISM

Querido Diario Virtual,

Cuando hace ya muchas lunas me no-casé con mi Santo, léase, nos fuimos a vivir en pecado con alevosía y emoción, éramos tan pobres que pintamos todo nuestro piso de blanco impoluto. La economía en esos momentos no nos daba para colorinchis.

Durante años no hubo muchos muebles ni cuadros ni en general nada de nada. Practicábamos un minimalismo nórdico, que entonces desconocíamos, obligados por la hipoteca del segundo párquing. Porque sí, éramos muy pobres, pero muy de poner los coches a resguardo. Ahora lo pienso y me rio ¡ni que tuviéramos el Batmóvil!

#SíSíSiElBatMóvilTieneParking
giphy455

Cuando la cosa mejoro, vinieron los viajes, los recuerdos, los cuadros, las figuritas: el llenado desmesurado del piso sin conocimiento alguno, pero con mucha ilusión. Cuadros de Marruecos, figuritas de Cuba, láminas de New York. Todo muy personal. Todo muy nuestro.

Estaba el piso a un cuadro de poder cobrar entrada de museo. Y yo por montar Tienda-museo en una de las habitaciones. Total, el piso tiene dos baños, casi que era cuestión de sacar licencia y ¡lo teníamos! Estaba el habitáculo en cuestión que supuraba cachivache y fiesta en cada rincón.

#PasenyVean #TenemosEntradasEn2x1 #AlLadoDeLaCocinaLaTiendaMuseo
9

Por si fuera poco, llego el momento de renovar pintura. Y con la alegría económica dijimos: póngamelo todo. Pero, todo todo. Color, estucado veneciano, difuminado, azul, verde cava. De todo y en exceso. Usted ponga sin mesura que estamos en vacas gordas y por si están las flacas a la vuelta de la esquina que nos pillen con el piso en tecnicolor.

#AsíAsíNoAhorreEnColores #PóngalosTodos
giphyñ,

Y entonces me hice instagramer. Y todos sabemos lo que eso significa. Pisos minimalistas hasta el tuétano, con paredes blancas, dos láminas a lo sumo por pared. Lavabos como patenas sin asomo de vida. Como si fueran un espacio a visitar.

82c1edda0966600a02a7f4cdfb26f7a7-1525721115Cocinas grandes, iluminadas, maravillosas sin una mijilla de pan, sin un cubo de basura, sin unos tomates de por medio.

Cocinas que podrían ser un vestidor porque parece muy raro que alguien cocine ahí, sinceramente.

Que no tengo forma humana de hacer una foto instagramable en casa, que me voy a tener que ir un hotel, previa confirmación de que la decoración es muy nórdica para acertar.

Que si las hago en mi casa se nota el síndrome Diógenes, aunque le pase quince filtros y que ni con Snapseed consigo dejar la pared ultra violeta en un malva convincente. Que mi lavabo tiene las racholas de Cuéntame y tengo que tirar de mucha imaginación para venderlo como retro.

#CuandoIntentoSerMinimal
giphy00

Pero hay esperanza. El piso necesita una revisión. Y yo ya le voy lavando el cerebro a mi marido: Que si hay que volver a los orígenes, que si el blanco relaja mucho, que menos trastos mejor porque va mucho mejor para limpiar…

Pero cada vez que pensamos en hacer obras o pintar nos entra tal angustia que nos vamos al Caribe a que se nos pase. Y así vamos retrasando las reformas a golpe de superviaje.

Y es que hacer obras da mucha mucha pereza, la última vez que pedí presupuesto para reformar los lavabos me dio tal subidón de stress cuando vi a la cifra que me tuve que ir a un crucero corriendo. Me gasté lo mismo, pero volví que era otra. El que no era otro era mi lavabo. Pero eso es otra historia.

#PerezónDelMillónLoDeHacerObras #CasíQueMeLoPiensoEnElCaribe
giphy44

Estoy por empezar a visitar pisos muestra para hacerme fotos mega super cool minimal o mejor aún irme entre semana a Ikea y posar en sus decorados.

¡Que no me fio! Que capaz soy de blanquearlo todo y que haya un giro de tendencia y se vuelva a llevar lo abarrotado. Voy a darle una vuelta al tema, pero desde Jamaica. Ya si eso, os cuento.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesyElMinimalismo
jones

17.12.18 FOCO SI. DISPERSIÓN NO.

Querido Diario Virtual,

Me acabo de dar cuenta que no voy a triunfar en nada. Al menos en esta vida.

Y en la que viene vaya usted a saber.

Como dice mi madre: ¿y si te reencarnas en hormiga? Todo el día dale que te pego recogiendo granitos de centeno y formando en batallón bajo la atenta mirada de la hormiga guardián y con riesgo de muerte inmediata por pisotón en cualquier momento.

Claro que también podría reencarnarme en la hormiga guardián y estar todo el día dando órdenes ya me gusta más, pero entonces tendría que reportar al… ¡Ya me ha pasado otra vez! ¡Me disperso!

Pues eso, que dicen que para triunfar en la vida hay que focalizar, centrarse, poner la atención en el objetivo.  Todos los gurus dicen lo mismo: foco, foco, foco. Céntrate Jones. Una cosa y al lio. Directa al tema.

 #teliasmucho #tepierdesenlospensamientos #TíaEnfócateA ver… ¿cómo os lo explicaría?

Llego a casa y voy a mi habitación a cargar el móvil, pero veo la cama sin hacer y me pongo a hacerla, pero a mitad pienso: “voy a lavar las sábanas” y las quito y las dejo en el suelo.

Voy a ver si hay sitio para tenderlas en el tendedero porque se me ha estropeado la secadora y las cuerdas van a tope… Pero paso por la cocina y me doy cuenta de que no he merendado. Así que pongo la tostadora y una rebanada de Bimbo y me dispongo a hacerme un café con leche.

Pero no queda leche, así que voy al trastero, que tengo en la misma planta a buscar una caja. Entro allí ¡Madre que desorden! Los zapatos de verano por guardar. ¡Me pongo a ello! Los pongo en cajas y en sus estanterías y de pronto encuentro mis botines dorados de invierno. ¡Ya ni me acordaba de ellos! ¡Como molan! ¡Voy a hacerme un look con ellos ahora mismo!

Entro en casa. Ostia ¡huele a quemado! Oye ¿y porque no está hecha la cama? Madreee ¡la tostada! Más carbón que en la mina. La tiro sin remedio. Voy a hacerme el café con leche ¡ostras si yo había ido a por leche al trastero! Mierda ¡pero si me he dejado los botines! Recojo las sábanas del suelo. Suena el móvil. Corro como una posesa pasillo arriba y cuando lo cojo se apaga. Sin batería ¿Cómo? ¿no lo he cargado?

#CualquierDíaMeEstallaLaCabeza #SerMuyAnsiaEsLoQue tiene

Y así todo el día. A ver ser sinceros y decirme que posibilidades hay que una dispersa como yo ponga “toda la intención” en algo. Pues ninguna. Así no se puede triunfar.

Yo necesitaría a Siri, la assistant del iphone, pegada a mi culo todo el día guiándome. O a un guardaespaldas fornido susurrándome las tareas al oído. Pensándolo bien prefiero lo segundo. (confesarlo pensar en guardaespaldas =Kevin Costner es todo uno)

Pero de momento como ni uno ni otro pues voy dando tumbos por casa, por la calle, por la vida, por esta nuestra existencia sin acabar de encontrar el foco. Haciendo todo y nada. Como pollo sin cabeza. Buff.

#AMíElYogaMePoneMuyNerviosa

¿alguna idea brillante al respecto? Y no me vengáis con lo de yoga para aquietar pensamientos porque a mí el yoga me estresa, claro que lo que de verdad me estresa es la cola del Mercadona, me pone de los nervios. Y aún me da más rabia cuando llego a Mercadona y han quitado porque-si mis productos favoritos.  Y… ¿de que estábamos hablando?

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesAndaSinFoco

10.12.18 TATAREANDO… ANDO.

Querido Diario Virtual,

No hay mejor máquina del tiempo que las canciones.

Déjate de artilugios-engendro que parecen lavadoras gigantes en las que tienes que entrar, desintegrarte y enviar todo tu ser por el infinito y más allá. Es mucho más fácil que todo eso. Que estas tu sentada en el sillón de tu casa con tus 47 añazos y de pronto suena una canción y ¡flípalo! Te remontas 25 años atrás sin despeinarte una cana y sin que se te mueva el bajo de los pantalones.

Eso me paso a mí el otro día que, estando yo en el sofá haciendo edredoning y con emisora nostálgica de fondo, estuve haciendo unos tremendos viajes al pasado dignos de la mejor serie de ficción. Con la pereza de levantarme, a no ser que fuera por necesidades imperiosas, léase hacer un pis, me fui tragando una tras otra todas las canciones que fueron soltando vía FM.

It’s a wonderful wonderful wonderfuuuul world.

Es un mundo maravilloso cantaba Black. Joder si lo era. 17 años y los primeros lengüetazos en una pista de baile. Sonaban “lentas” ¿lentas? ¡Dios! Como me esté leyendo algún millenial muere en directo. Los sueños intactos y la vida por comenzar y yo con mis medias de rejilla y mis botines de Madonna. Y Cristóbal intentando tocarme el culo.

    #AdiósChatoHastaElSábado

Es que si me concentro puedo oler hasta aquel humo-pestilente que solían soltar en las discos de los 90. Olía como a incienso adulterado, como a droguita barata.

Ese olor era parte del weekend y te lo llevabas impregnado en la ropa igual que los ojos panda de rímel corrido por el sudor de darlo todo en la pista. Pues no sé si era muy wonderful, pero a mí me lo parecía, oiga.

#SeMeHaCorridoElRimelFijo

Escolta’m Peter, dame aire con tu abanico…que sóc de Barcelona… El último de la fila.

Veranos de camping, caravana y garitos de chupitos. Las cinco de la mañana. Antros sotaneros. Alcohol barato. ¡Joder! Que resistencia teníamos. Ligar era fácil. Por aquel entonces aún no necesitabas verlo como el padre de tus hijos. Con que fuera guapo te bastaba. Los tacones eran una extensión de tu pie y por alguna misteriosa razón, que me gustaría que alguien me explicará ahora, entonces no te dolían lo más mínimo. Enseñabas tripa. Comías mal. Dormías a deshora. Y no engordabas. Los findes eran la leche y tú la puta ama. Wow. ¿era yo?

Tía, cómo me mola aquel alto del final de la pista…

Un pasito pa’lante María, 1,2,3, un pasito pa’tras. Suena Ricky Martin, desgallitándose.

Aunque podría poner en el mismo saco la Camisa Negra de Juanes o cualquiera de Chayanne. A los 30 eran el himno del finde y lo que tatareabas el resto de la semana. Años estuve enamoradica de Ricky, me parecía el hombre ideal. Los brazos en los que estar. La sonrisa en la que vivir. El hombretón de mi vida con el que empapelar mi habitación. Y va y sale del armario. Joder. Recuerdo perfectamente ese día. No, Ricky tu no. Esto no se hace.

#JolínRickyMenudoDisgustazo 

Y de pronto la voz rasgada de Sabina…

Ahora es demasiado tarde princesa.

¡Que frenada en seco! ¡Qué ostión de realidad! ¿Era necesario? ¿No podríamos haber pasado antes por La Isla Bonita o algo dulzón de la Carey? Yo que sé un poquito de Bosé, a ver…

Que estaba yo en estos momentos gozando de una segunda juventud virtual maravillosa.

Y que conste que a mi Sabina me flipa. Pero sus canciones me devuelven a mi madurez inmadura, a mi mundo mundano, a mi realidad surrealista. A mi vida-vidón.

#JaJaPuesTeJodesPrincesa #BienvenidaALaRealidad #TepongoUnWhisky

Suena un reggaetón. Me queda claro. Fin de trayecto. La princesa tiene que salir del edredón.

Me secó una lagrimilla de emoción y graznó cual Sabina después de tres whiskis: “Chato ¿Qué hacemos de cena?”.

Me dirijo a la cocina sintiéndome un tiranosaurio de tres mil años.

Que fuerte todo.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesViajandoEnElTiempo