21.01.19 LA VIDA TE ATROPELLA

Querido Diario Virtual,

La vida te atropella. Te pasa por encima. La vida te pone y te quita cosas a su antojo. Y esta reflexión tan profunda ha venido de la mano de algo tan tonto cómo el #10yearchallenge.

Un reto del Sr. Instagram que consiste en comparar una foto tuya actual con una tuya de hace 10 años. Desde luego hay que reconocer que el Dpto. de Marketing de Instagram lo borda. En una red dónde el ego va a granel, nada mejor que inventarse modos de mostrarle al mundo que, como como la madrastra de Cenicienta, la más bella sigues siendo tú. Instagram como espejito mágico. Me cuadra, me cuadra.

Me consuela ver que Jennifer Anniston también está envejeciendo regular.Así que busco una foto del 2009 en la que salgo mínimamente mona y la pego junto con una actual y le doy a “publicar”. Hecho. Ego en vena. Ideal para un jueves mediocre.

Como lo hago a las 6 de la mañana le doy al tema la importancia justa. Publico. Café. Tostadas. Y a volar para el curro que eso si que es realidad 1.0 y sin opción a filtro. Tus compañeros son los que son y no las cuentas que decides seguir. ¡Vamos! Lo que vendría siendo la vida normal una vez cierras la pantalla mágica del móvil.

#OtraVezHeVueltoASalirTardeDeCasa #HoyNoLlegoAfichar

Y solo más tarde, vuelvo a echar un ojo a la foto del día.

Oye ¡pues ni tan mal! Aún puedo ponerme esa misma falda de hace 10 años, lo cual significa que, deporte a muerte mediante, he conseguido pulsar el botón de “control” de mi metabolismo premenopáusico. Las piernas sin demasiados pellejos, los brazos eso sí con flacidez galopante en modo murciélago. Unas patitas de gallo aquí, otras allá. La verruga de la nariz ha crecido un poco. Vaya ¡lo que viene siendo habitual!

Como diría mi madre “¿Qué te pensabas hija que la vejez se iba a olvidar de ti? No, dear, estamos todos en su lista”. Cualquier día mi madre me mata de sinceridad. Yo quiero una de esas madres que mienten como bellacas y te ven maravillosa así se te haya puesto cara de la novia de Chucky. Pero no, oiga. Me ha tocado la madre-polígrafo de la verdad. Mejor no preguntar demasiado.

#Madre¿TúMeVesMayor? #EsperaQueMePintoLosLabios

Y de pronto te das cuenta que la vida te ha quitado inocencia, espontaneidad, frescura y un punto de dulzura (aunque no nos engañemos yo soy y he sido siempre más bien como la tónica, un poquito amarga).

La buena noticia es que te ha dado sabiduría, actitud, seguridad, fuerza y una irreverencia que hace que la vida te la diseñes tú y que la gente, sean solo esas personas que se toman el café contigo en el bar por la mañana y que sus opiniones tienen cero impacto en ti.

Remiro la foto y me doy cuenta de que aunque se me han caído un poco los mofletes y empiezo a parecer un San Bernardo lo que de verdad me importa es que ayer mi mamografía salió bien. Esto es así. Chim-pun.

Entonces te das cuenta que el chasis se va estropeando y que lo que de verdad tienes que mantener en forma es tu mente. ¡Gimnasio, sí! ¡Gimnasia mental, también!

Hay que ser feliz. Sí o sí. Es una orden. Una obligación. Hay que hacer cosas que te hagan feliz. Comer croquetas aceitosas. Ver series con tu madre. Disfrazarte con tu sobrina. Ir a zumba. Zumbar. Salir zumbando. Cantar en el coche. Bailar el “Hot Stuff” de Dona Summer por el comedor de tu casa, ir a cafeterías bonitas, pegarte siestas de dos horas, comer churros con chocolate, hacer natación, respirar, vivir. ¡Tengas el chasis que tengas!

#PeroHappyHappyAloSalvaje

Ostia. Pues para ser un reto inofensivo todo lo que me ha dado por pensar. Mira casi prefiero el reto de tirarte un cubo de agua fría por encima, que estoy segura que me dejaría las neuronas tiesas y pensaría la mitad o un cuarto.

Y es que los retos, cual escopeta, los carga el diablo. Ponedle solo perdigones.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesEnModoReflexión

 

 

 

Advertisements

14.01.19 ¿LEOPARDA o LIARLA PARDA?

Querido Diario Virtual,

Desde que he vuelto a escribir tengo mucho cuidado con los giros del lenguaje. Con esas palabras que las carga el diablo y te complican la vida. Y te confunden. Y te hacen liarla parda. O coger una indeseada turca. O encontrarte a Falete en tu sofá. Danger. Peligro. Ojo. Atenta.

giphyY es que no es lo mismo ser una leoparda, dícese de esa mujer que tiene toda la fauna posible de animal print en su guardarropa, que liarla parda, que ya sabemos todos lo que eso significa. Sí, sí, incluso los que estáis poniendo ahora mismo cara de yo-no-he-roto-un-plato in my life. Sí, sí, no fastidies, tú también.

Recuerda aquella vez que estando en casa de tu suegra le dijiste a tu marido que tu cuñao se estaba poniendo como un tocino. ¡Joder, que estaba detrás! Liarla, la lía cualquiera. Así que ya que la voy a liarla parda opto por ser también una leoparda, que yo en moda no soy nada minimal.

#CuñaoSiEstabasAquí #EsTodoBroma #YaLaHeLiadoParda
giphy (1)

Cómo no es lo mismo tener/conocer/salir con un “tipo falete”, ese personajillo al que la vida/el karma/el creador le ha dotado de un falo pequeño (don´t worry dear, tu tira de aquello de ‘el tamaño no importa’) que tener a Falete. El tipo ese con pinta de ser un cansino ibérico (véase los muslámenes ídem que gasta) en toda regla.

Déjate. Si puedes escoger, cógete un tipo falete, que puede ser que no tenga entre las piernas una viga para aguantar el Golden Gate, pero igual sabe que hacer con ella. Falete es demasiado ambiguo para todo en general y además ni siquiera hace pinta de ser divertido.

#DaUnPocoDeGrimillaLaVerdad
falete71

¿Turca? ¿La pasión? ¿O la borrachera? Elegir está complicado. Lo primero te va a dar unas agujetas en las ingles como si fueras jinete primerizo en tu primera competición.

Lo segundo, te va a traer un migrañón de los que, al día siguiente, pedirás de rodillas que te decapiten mientras miras al verdugo con lágrimas de súplica. Aquí, si es posible, póngame un poco de cada. Gracias.

Ni beberte cinco copas, ni morir de revolcón. Que momentazo tan bueno para implementar la moderación.

#YLuegoEstamosLasIndecisas #QueQueremosTodo
giphy (2)

Como no es lo mismo ir de rebajas que rebajarte.

Lo primero te va dar un montón de gangas/chollos para tu armario. Eso sí, previo codazo con la abuela de turno que siempre llega antes que tú a la prenda objeto de deseo. Y la ves que saca el Ventolín porque se ahoga, pero la tipa ha llegado a los probadores cual atleta keniana, pero a golpe de alpargata. ¡Cómo engaña la susodicha!

Lo segundo, mejor no lo hagas. No te rebajes. No rebajes tu vida, tus sueños, tus expectativas. Rebajar-nos es una expresión que nos hace perder-nos. Ser la mitad de lo que podríamos ser. Nos puede convertir en saldos. En gangas de poco valor. No te quites precio porque tú vales mucho. Palabrita de Jones.

You are gold, baby. Pure Gold.

vdhqj38z577a47ee330e4666430049

Feliz semana, babes. Y ¡ojito con las palabras que utilizáis!

Ahh! Falete os envía muchos besos #siyotambienlacagoaveces

#YoNoSoyGente #YvosotrosTampoco #SoyUnaLioparda

jones

07.01.19 ODA A LA COTIDIANIDAD

Querido Diario Virtual,

Aysss. Gracias a Dios/Alá/Buda/Otros (táchese lo que no convenga) que se acabó la Navidad. Los canelones al por mayor, los roscones edulcorados y el alcohol disfrazado de festivo champagne regando gargantas.

Ya fin de todo eso, por favor. Yo lo que quiero de vuelta es mi COTIDIANIDAD. Que esta muy infravalorada pero que es muy necesaria. Que todos pedimos que la vida nos traiga sorpresas, pero luego tampoco queremos morir de novedad.

Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista 3

A todos nos gusta tener un bar de referencia, un gimnasio de esos que mantienes, una amiga que escucha tus dramas absurdos y un vinito que sabes que no te va a traer la resaca del quince al día siguiente.

Todos queremos, aunque si nos preguntan lo negaremos como si de ser cómplices en un asesinato se tratara, cotidianidad en vena.

El café con leche de las mañanas. Tus tres galletas. Un kiwi. Una ducha rápida. Algunos wasaps. Revisar la agenda. 8.03 Parking. Radio. On your way.

#YoTomandoElCaféDeLas8am #AntesMuertaQueDespeinada
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista, Drinking coffee

Llegar al trabajo, aparcar. Código 514. Huella dactilar. Pase, esta es su casa. Abrir el ordenador, saber lo que tienes que hacer. Tu café laxante de las 9.30. Tus compañeros. El bueno, el feo, el malo. Saber de que pie calzan. Esto y después aquello y así hasta las 17.30h. Good Bye.

¿Y lo que mola entrar en “tu” bar? En ese dónde tienes TU mesa y hasta TU camarera preferida. Que es esa que sabe que los biquinis te gustan más que planchados… ¡chorreando queso por los laterales!

Ella sabe que cuando le pides “un café con sus cositas”  en realidad le estás pidiendo un gin-tonic con gominolas. Y te sonríe y te dice mientras te guiña un ojo: “Hoy te lo traigo fuerte de cafeína, que te veo chafadilla”. Y tu sigues charlando con tu acompañante porque sabes que estas en el sitio adecuado y que esa mujer quiere tu bienestar. Eso da relax.

#MarchandoEseCaféCargado #OhYeahh
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista, Drinking coffee344

Esa amiga que es capaz de ir al bar más perro a tomar el vino más peleón porque el octavo drama de esta semana te parece que está cogiendo unas dimensiones difíciles de gestionar.

De pronto necesitas que alguien se siente contigo a tomar dos croquetas aceitosas y un mal pincho, para luego, ya bien regadas, te de uno de esos abrazos que te devuelve a la tierra y que te hace llegar a casa pensando: “¡anda, pues si tampoco es tan grave!”.

Tener esa amiga. Ese cotidiano par de ostias que te devuelven a la realidad. Eso no tiene precio. Bueno si lo tiene, pero que las copas y los pinchos no pasan de diez euros. Habrase visto psicólogo más barato.

#VaTíaTómateUnaCopaQueLoVasAVerMásClaro
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista, Drinking coffee 88

Ese gimnasio. Esa taquilla, la 325, porque somos territoriales hasta para estas pequeñas cosas. Esa ducha que tú sabes que es la que lanza el mejor chorro, ese jabón que es un poco friegaplatos, pero bueno ya te vale. Esa toalla que rasca un poco pero que tu asumes como peeling. Esos codazos para poder cambiarte.

Esa risa floja con la compañera porque no te quedan fuerzas pa’ ná después de la clase de spinning. Y sales. Y tu coche aparcado siempre en la misma calle. Y caminito a casa. Tres semáforos. Un cruce. Cero sorpresas. Tu parquing. Casa.

#ClaseDeSpinningGlam #SudarSíPeroConGlamour
Oda a la cotidianidad. Humor para mujeres. Blog para mujeres. Historias reales. Mundo surrealista 66

Te sientas en la cama. Tus calcetines de borreguito y tu pijama de franela. Te acogen. Te abrazan. Te estaban esperando. Te dicen “ven aquí, todo esta bien”. Te indican que has llegado a destino. Ese calorcito conocido que reconforta. Eso es la leche.

giphyLa llamada de tu madre a las 22h. Que como te ha ido el día. Que tu padre se ha resfriado un poco. Que hoy he hecho caldo. Que si te traigo un tupper. La llamada que te confirma que todo esta bien, que todo sigue en su sitio. Y que hoy, una noche más, paz y después gloria para todos.

Tumbarte en el sofá, que te hagan un masaje en los pies, que te rompas el cuello intentando ver la serie de moda y que no pases del primer intemedio. Despertar a las 2am. Corre ¡ a la cama! TU cama. Ayssss, la tranquilidad. La vida cotidiana.

¡Que sí! Que despertar cada día en un país, en una habitación de lujo espectacular, tener un trabajazo bien pagado, un entrenador personal que venga a tu casa/hotel, que tus amigas sean las siempre-ideales de Sexo en New York y que tus padres estén forrados haciendo cruceros tampoco suena tan mal…

Pero si me preguntáis, lo negaré todo. La cotidianidad es el nuevo negro.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #LaCotidianidadEsbienjones

 

 

24.12.18 FUCKING MINIMALISM

Querido Diario Virtual,

Cuando hace ya muchas lunas me no-casé con mi Santo, léase, nos fuimos a vivir en pecado con alevosía y emoción, éramos tan pobres que pintamos todo nuestro piso de blanco impoluto. La economía en esos momentos no nos daba para colorinchis.

Durante años no hubo muchos muebles ni cuadros ni en general nada de nada. Practicábamos un minimalismo nórdico, que entonces desconocíamos, obligados por la hipoteca del segundo párquing. Porque sí, éramos muy pobres, pero muy de poner los coches a resguardo. Ahora lo pienso y me rio ¡ni que tuviéramos el Batmóvil!

#SíSíSiElBatMóvilTieneParking
giphy455

Cuando la cosa mejoro, vinieron los viajes, los recuerdos, los cuadros, las figuritas: el llenado desmesurado del piso sin conocimiento alguno, pero con mucha ilusión. Cuadros de Marruecos, figuritas de Cuba, láminas de New York. Todo muy personal. Todo muy nuestro.

Estaba el piso a un cuadro de poder cobrar entrada de museo. Y yo por montar Tienda-museo en una de las habitaciones. Total, el piso tiene dos baños, casi que era cuestión de sacar licencia y ¡lo teníamos! Estaba el habitáculo en cuestión que supuraba cachivache y fiesta en cada rincón.

#PasenyVean #TenemosEntradasEn2x1 #AlLadoDeLaCocinaLaTiendaMuseo
9

Por si fuera poco, llego el momento de renovar pintura. Y con la alegría económica dijimos: póngamelo todo. Pero, todo todo. Color, estucado veneciano, difuminado, azul, verde cava. De todo y en exceso. Usted ponga sin mesura que estamos en vacas gordas y por si están las flacas a la vuelta de la esquina que nos pillen con el piso en tecnicolor.

#AsíAsíNoAhorreEnColores #PóngalosTodos
giphyñ,

Y entonces me hice instagramer. Y todos sabemos lo que eso significa. Pisos minimalistas hasta el tuétano, con paredes blancas, dos láminas a lo sumo por pared. Lavabos como patenas sin asomo de vida. Como si fueran un espacio a visitar.

82c1edda0966600a02a7f4cdfb26f7a7-1525721115Cocinas grandes, iluminadas, maravillosas sin una mijilla de pan, sin un cubo de basura, sin unos tomates de por medio.

Cocinas que podrían ser un vestidor porque parece muy raro que alguien cocine ahí, sinceramente.

Que no tengo forma humana de hacer una foto instagramable en casa, que me voy a tener que ir un hotel, previa confirmación de que la decoración es muy nórdica para acertar.

Que si las hago en mi casa se nota el síndrome Diógenes, aunque le pase quince filtros y que ni con Snapseed consigo dejar la pared ultra violeta en un malva convincente. Que mi lavabo tiene las racholas de Cuéntame y tengo que tirar de mucha imaginación para venderlo como retro.

#CuandoIntentoSerMinimal
giphy00

Pero hay esperanza. El piso necesita una revisión. Y yo ya le voy lavando el cerebro a mi marido: Que si hay que volver a los orígenes, que si el blanco relaja mucho, que menos trastos mejor porque va mucho mejor para limpiar…

Pero cada vez que pensamos en hacer obras o pintar nos entra tal angustia que nos vamos al Caribe a que se nos pase. Y así vamos retrasando las reformas a golpe de superviaje.

Y es que hacer obras da mucha mucha pereza, la última vez que pedí presupuesto para reformar los lavabos me dio tal subidón de stress cuando vi a la cifra que me tuve que ir a un crucero corriendo. Me gasté lo mismo, pero volví que era otra. El que no era otro era mi lavabo. Pero eso es otra historia.

#PerezónDelMillónLoDeHacerObras #CasíQueMeLoPiensoEnElCaribe
giphy44

Estoy por empezar a visitar pisos muestra para hacerme fotos mega super cool minimal o mejor aún irme entre semana a Ikea y posar en sus decorados.

¡Que no me fio! Que capaz soy de blanquearlo todo y que haya un giro de tendencia y se vuelva a llevar lo abarrotado. Voy a darle una vuelta al tema, pero desde Jamaica. Ya si eso, os cuento.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesyElMinimalismo
jones