14.05.18 La vida en gerundio

Querido Diario Virtual,

He decidido vivir la vida en gerundio. A ver, no me malinterpretes, que vivirla en presente tampoco está nada mal. Pero en gerundio: da como más juego. Y desde luego más margen, más actividad, la cual cosa cuando eres una tipa movida cómo yo, pues es importante.

El caso es que la reflexión me la hizo el otro día una amiga mía qué #seestaquitando. Sí, así, en gerundio. ¿Y de que se está quitando? Pues de todo. De tomar vino porqué engorda. De hacer baños de sol porqué salen manchas. De parrandear en cenas entresemana porque ya no están los cuerpos para esos trotes, de posturear simulando vidas que no tienes.

Yonosoygente, lavidaengerundio, meestoyquitando, peroaún no, historias reales, mundo surrealista. Jone's Diary 3

A ver, que quitarse hay que quitarse, pero en lo que te quitas o te estás quitando pues vas cayendo. No sé si me explico.

Me estoy quitando de beber tanto alcohol porqué engorda, pero en lo que me quito y no me quito, si caen dos gin-tonics, pues el gerundio los admite. ¿Le veis la ventaja o no?

Me estoy poniendo a dieta. Muy bien ¿Cuándo? ¿Pues no te lo he dicho? Me estoy Yonosoygente, lavidaengerundio, meestoyquitando, peroaún no, historias reales, mundo surrealista. Jone's Diary2poniendo. Hoy o mañana. El gerundio indica “que estoy en ello”, pero en lo que me pongo y no me pongo, si me invitan a una merendola con pasteles y merengues, gerundio mediante, pues puedo pecar todavía.

Igual exactamente para “estoy dejando de tomar el sol que va fatal para las manchas”. Pero aún no me he quitado. Pero me voy a quitar. Pero este finde no. Que va a hacer bueno y hay ganas de playa. Pero quitándome estoy, ahí, con un poco de margen.

Y esto va ideal como mantra los lunes “estoy dejando de trabajar”. Pero hoy no. Ni mañana. Bueno tampoco así “a priori” en los próximos quince años. Pero ¿eh?… ¡lo estoy dejando! Estoy en tránsito hacía dejarlo, es más, va a ser llegar a los 65 e igual hasta lo he dejado, pero mientras tanto, ese gerundio te da consuelo cuando suena el despertador los lunes. ¿O no?

Yonosoygente, lavidaengerundio, meestoyquitando, peroaún no, historias reales, mundo surrealista. Jone's Diary 4

Bueno, yo no sé si vosotros estaréis de acuerdo o no. De hecho, no os estoy convenciendo (¿o si?) pero en lo que os convenzo y no: podéis pensar otra cosa.

Pero si os animáis a vivir en gerundio ¡avisar! Cuantos más seamos los que #nosestamosquitando más seremos los que #nosestamosdivirtiendo.

#YoNoSoyGente #PeroMeEstoyQuitando

jones

 

Advertisements

12.03.18 Se acaba el mundo

Querido Diario Virtual,

Se acaba el mundo. Joder. Se acaba el mundo y yo con estos pelos. Con las mechas sin hacer y las cejas a lo Frida Kahlo. Mira otra cosa para la lista: hacerme las cejas.

Y es que ando mal. Nerviosa al punto de Valium. Iba a a decir con mariposas en el estómago, pero lo que se me ha instalado allí es el mariposario entero con sus bichas de todos los colores. Que tengo en mis entrañas una batidora que ríete tú de la de las tiendas de zumos.

Y la cabeza en un run-run sin fin. Vamos que ando como pavo asustado a 10 de diciembre porque sabe que le quedan quince días de libertad y desenfreno.

¡Pues eso me pasa a mí! Que abandono después de año y medio mi festín freelance, ¡que sí! que me traía la cabeza en un quebradero pero que sus alegrías me daba. Y es que la razón – y el bolsillo, sobre todo – se han impuesto y no me queda otra que volver a lo que yo llamo “el corporativo”.

El corporativo no es otra cosa que lo que la gente entiende por meterse en cuatro paredes a echar sus buenas horas con unos horarios fijos. Y los compañeros que te toquen. Y el jefe de turno.  Pues eso, que es pensar en tener un “primer día” y me suda hasta el cuero cabelludo.

Y es que de pronto me veo el fin del mundo encima, el matadero, el sacrificio del pavo y yo… ¡con miles de cosas que hacer! La limpieza bucal, arreglar el coche, hacerme las mechas, apurar las tardes de martes con mi sobrina, acompañar a mi madre a comprar gafas, ir a las cuatro charlas que tenía comprometidas, en fin…

…el tsunami que habitualmente es mi vida, que, al parar, de pronto ¡me ahoga!

Y claro, me he tenido que ir corre que te corre a comprar ropa porque sin darme cuenta en este año y medio me he comprado dos docenas de tejanos, medio kilo de sudaderas y cuarto y mitad de camisetas básicas.

A esto súmele unas cuantas bambas urbanas y leopardo mucho leopardo.

Y lunares ¡lunares cómo para estar en la feria de abril taconeando!

Y tartán ¡tartán a granel! Como si perteneciera a un clan escocés.

Y flores, flores de colores ¡que ya es primavera en El Corte Inglés y en mi barrio también!

Y claro me da a mí que todo esto en “el corporativo” igual no va a acabar de cuadrar y me tendré que hacer la modosita, al menos los primeros días. Tendré que intentar parecer la domadora, aunque en realidad sea la fiera.

Ayss. ¡que ando angustiada y ya! Y eso que no me puedo quejar que, como ya te conté, he podido ¡hasta elegir! Ser madurita está de moda y da cache. ¡qué cosas tú!

Bueno, querido, te abandono por hoy. Voy a intentar escribirte esta semana, pero de pronto no me da la vida para todo lo que tengo que hacer así que no prometo nada.

Jones en ansia pura. Agrrrr. 15 días y bajando…

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesAlMatadero

20.11.17 Reflexiones sobre la ADULTEZ

Good Morning. Good Monday.

Me he dado cuenta en estas últimas semanas que entre los 25 años y los 65 años hay, lo que los ingleses dirían, un GAP. Un agujero. Una incógnita. Un vacío. Un no-pertenecer-a-ningún-sitio. Una adultez perdida.

Un tiempo y espacio en que eres viejoven y ya no entras gratis a los museos ni por adolescente ni por jubilado. ¿Qué queréis que os diga? Pues que a los cuarenta y tantos ya con mis primeros achaques y empezando a peinar canas, me veo sin carnet joven y sin carnet de transporte gratuito por madura.

Y es que mi madre viene conmigo a hacer hipopresivos dos veces a la semana en un grupo en el que yo soy la juventud ¡imaginad! Y se la pasan hablando del IMSERSO, de los viajes a 5 € (sí, sí, ¡los hay! A cinco euros), de los bailes en los hoteles y de las ventajillas del jubileta activo que hoy se estila.

Luego el finde me lo paso con mis sobrinos de 19 y 21 años que con su carnet de soy-joven-y-molo-mogollón tienen la leche de ventajas y sus viajecillos low cost por Europa.

Yo No Soy Gente Reflexiones sobre la Adultez, Historias reales, mundo Surrealista

Pero ¿y los del medio? Me faltan unos Erasmus para madurit@s, unas excursiones bien de precio para cuarentañer@s –  pero que en vez de aceite nos vendan consoladores -, unos bailecitos buenos en hoteles SPA con Chillout en el ático. Un ir en autocar en vez de a Villanueva de Arriba a Locomia de Abajo. Unas sobremesas ya no digo con chinchón, pero con unos gin-tonics…

Y ya puestos, unas rebajitas en el metro, que vamos todos muy locos arriba y abajo. Unos carnet-descuento en gimnasios y masajes, que a los maduros el cansancio nos puede. Unos regalitos, un juego de sartenes, un fin de semana en Estepona. ¡Yo qué sé! ¡Algo! ¡Algo!

Jolín, ¡que estamos muy abandonados los ‘del medio’! Total, yo ya renqueo de una pierna de tanto running, tengo vista cansada y empiezo a ser cegarata de lejos. Las lumbares me aquejan. ¿Sabéis? Pues eso. ¡Que me apunten ya para el balneario en Benidorm, por favor!

Menudo camelo eso de la adultez. Es como entrar en un túnel del que no sales hasta pasados 40 años. Un bucle. Un día de la marmota. Un ciclón de semanas sin fin. ¡Por favor! ¡Alguna ventajita para los que estamos sudando la gota gorda en pleno mantenimiento del país! Gracias.

¡Ala! Que a gusto me he quedado. Ya lo he dicho tó. Y ahora voy a sacar mi T-10 a precio de oro para ir a mis clases.

Menos mal que este finde he descansado y estreno semana con cuerpo de reinona dispuesta a comerme el mundo ¡con y sin carnet! 

Besos y achuchones a todos los viejovenes en la sala.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #CuantaAdultezPerdida

jones

(Ilustración: Víctor Fernández)

03.11.17 Hola. Hola. Ya no estoy sola.

No sé si estar contenta o no. Me ha vuelto la regla. Yo que ya me las hacía de señora pre-menopaúsica-que-aún-luce-apañá… ¡Pues no! Como siempre la muy tirana ha vuelto, tras once días de retraso en los que vaya usted a saber dónde habrá estado haciendo turismo, en el momento más inadecuado: cuando estás haciendo unos pinchos con un amigo.

  • Nada, nada. Ves haciendo. Que la tortilla se enfría.
  • Que no. Que te espero.
  • Calla. Que no hace falta. Que voy a por unos tampax y vuelvo.

Y tan ricamente. Lo mejor es arreglar estos desarreglos con normalidad. Por lo bajini. Como si no pasara nada. Y tan ricamente volver a mis pinchos y a las charlas surrealistas. Y aquí paz y después vino ¡gloria!.

Bueno, mira, al fin y al cabo, justo el domingo pasado di por finalizada mi ‘temporada playera’ así que al menos la señora de rojo me ha permitido un final de verano por todo lo alto.  Sí, sí. Como lo oís ¡a mí no me sacan de la playa como no le pongan puertas y le echen el cerrojo! Eso o que baje la temperatura a saco. Que yo con el frío me vuelvo muy cobarde.

Por cierto, que ya ha pasado Halloween. La castañera en manga corta y las castañas este año las habrán usado de tapones de cava porque con el calor que hacía a ver quién era el guapo que hincaba diente. Y digo yo… ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Navidades? Paren. Me bajo. Me entra la urticaria solo de pensarlo. Se me viene Maria Carey embutida en su traje de Mamá Noel y me dan ganas de pedir asilo en algún país lejano (y caluroso) y no volver hasta que sea primavera en El Corte Inglés por lo menos.

Que el sábado pasado entro al Mercadona y le digo a la cajera: “¿Os queda alguna crema protectora?” Y amablemente me dice: “¡Si queda alguna tiene que estar allí, detrás de la cabecera de los turrones!” ¿Perdonaaaaaaaaaaaa? ¿Turrones? Esto es un atropello. Que aún tengo el biquini colgado en el tendedor. ¡Por Dios!

¿No os pasa a vosotros que esta aceleración estacional os confunde? Yo ando con el armario revuelto. Las sandalias conviviendo con los mocasines y el ánimo en modo Morticia Addams.

En fin queridos, es viernes y eso me anima. Me espera Maratón (ejem…carrera popular) de 10 kilómetros este domingo. A ver qué tal me va. Tengo que acabarla fijo porque tengo en mente entrar en meta haciendo una coreografía de las Pointer Sisters y acabar con un giro a lo Bisbal. Dicen que lo importante es participar, pero una entrada digna me parece del todo imprescindible.

Si no muero extenuada, el lunes os lo cuento.#JonesALaCarrera

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco