¡NO ME CUENTES CUENTOS!

Cuando era pequeña mi habitación estaba empapelada con un papel que era un compendio de todos los cuentos populares de la época. En línea recta con mi vista según dormía en mi almohada, me quedaba Caperucita. Toda mona ella con su cara sonrosada y un lobo hambriento salivando detrás.

Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista, No me cuentes cuentos7

Me pregunto cuanto de “verdad” nos han aportado esas historias, cuantas veces esos cuentos nos han hecho creer en historias surrealistas con finales menos creíbles que la defensa de Urdangarin.

Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista, No me cuentes cuentos 9Y es que a mí ni me gustaba ni me gusta que me cuenten cuentos. Yo soy más de historias reales.

No existen Caperucitas. O más bien sí. Pero las Caperucitas de hoy en día llevan minifalda, tacones de 15 cms y un escote que haría disparar al aire al más pacífico de los cazadores.

Los lobos salivan a su paso y aúllan en manada mientras hacen el botellón de turno y las Caperucitas no necesitan que las defiendan, con un golpe airado de esa capa roja desmontan a los más feroces.

¿Y qué me decís de la Bella y la Bestia? Olvídate de que nadie se fije en ti si eres feo o bestia y ¿Bellas? Las bellas de mirada lánguida y corazón tierno están más extinguidas que los dinosaurios. Ahora lo que se estila son “bellas-bestias-felinas” que arrasan la noche a su paso y dejan la pista de baile cual prado por dónde paso el caballo de Atila.

Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista, No me cuentes cuentos

Digamos que el cuento que menos me disgustaba era el de Cenicienta, por lo de ir al baile (yo es que siempre he tenido alma de bailarina), pero es imposible creer que el príncipe es azul – a no ser que sea Papa Pitufo – y más imposible aún que te va a salvar de entre cenizas.

Mira, Cenicientas son lo que más abundan. Esas chicas que un día se Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista, No me cuentes cuentos 3casaron con un príncipe azul – o así se lo hacía ver la ceguera del amor – y que se hayan dándole a la bayeta y al Mr. Proper con dos criaturas colgadas de la chepa y el príncipe sin corona ubicado en el sofá con el mando de la tele incrustado como una segunda mano.

Mientras la bruja de su suegra y sus dos hermanastras-cuñadas que lo adoran y veneran, lo defienden a capa y espada y ellas siguen soñando con el Louboutin perdido aquella noche de borrachera en la discoteca. ¡Muerte a la maldita hada madrina!

Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista, No me cuentes cuentos 88

¿Y los tres cerditos? O los 30 que te puedes encontrar en cualquier barra de bar, pegados al taburete y con la copa en la mano cómo si les fuera la vida en ello, los ojos fuera de las orbitas divisando a sus presas mientras que el barman de turno sopla y sopla y sopla – como rezaba el cuento – a ver si consigue que se larguen a su casa que tiene que cerrar el bar y no hay quien los mueva.

El único cuento que veo mejorado es el de la Sirenita, que hoy en día aunque hubiera perdido la voz siempre le quedaría el wasap que une mucho y no te hace ni gastar saliva ni tensar las cuerdas vocales.

  • Príncipe, ¿Dónde te hayas? (icono sonrisa)

Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista, No me cuentes cuentos 2

  • Bella Sirena, acabo unos trámites en palacio y bajo al acantilado (icono guiño)
  • No tardes que acabo de ver asomar el tridente de mi padre mar adentro… (icono olas de mar…)

A mi dame realidad pura y dura, de la que duele, que a mí me gusta fantasear lo justo.

La realidad es que yo los lunes por la mañana soy una bruja malvada y diabólica que enveneno con la mirada y no necesito manzanas. En el trabajo nada de Bella sino de Bestia (y muy parda). Miércoles de Cenicienta pasando la mopa por casa y jueves de Sirenita en la piscina del gimnasio. Y ya el viernes muy Caperucita…

No hay finales felices ni sonrisas angelicales, ni bellas muy buenas y tampoco bestias muy bellas y mucho menos hadas madrinas, así que por favor…

¡NO ME CUENTES CUENTOS!

#lodelprincipeazulesuntimo #novoyaperderningúnzapatoymenosunLouboutin #caperucitasferocesybestiaspardas.

Advertisements

2 thoughts on “¡NO ME CUENTES CUENTOS!

  1. Alice aquesta vegada no estic massa d’ acord amb tu… A mi si m’ agraden els contes! La meva àvia m’ explicava el Conte de la sal…. De com un rei va demanar a les seves filles com l’ estimàven… La gran va dir fins les estrelles, la mitjana fins el sol… I la petita va dir: Fins a la sal! El rei es va enfadar amb ella i els cuiners de la cort van cuinar-li sense sal a partir d’ aquell dia.. I llavors es va adonar com n’ és d’ avorrida la vida sense sal! En fi.. Versió resumida clar. Pero jo encara tinc aquest conte molt present.. I jo crec que si existeixen els princeps blaus! (això si.. Son més bordes que els dels contes …jaja)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s