ODA AL VENTILADOR

Señoras y Señores: ¡Sí! ¡Vamos a hablar hoy del ventilador!

Ese viejo conocido. Ese compañero agradecido en las tardes pegajosas de siesta. Ese aparatejo infatigable que sin moverse del sitio no para de moverse para tu beneficio. Ese aliado que, sin dañar el medio ambiente, te quita el bochornazo estival. ¡Lo venero!

1b48159885cb515e26df4e18b72b97ef.gif

Se nota que no tengo aire acondicionado, ¿verdad?

Y es que, como dice el anuncio: ‘No tenemos sueños pequeños’. No nos conformamos con poco. Somos muy ansias.

Hace unos años decidimos poner el aire acondicionado, pero como esta casa, uyss, ¿he dicho casa? Piso, bueno, pisín, es alargado, desde el balcón donde va la máquina hasta la habitación donde servidora descansa -o en verano al menos lo intenta- había que poner dos bombas, y el señor no nos aseguró que no pudieran hacer algo de ruido.

Es verdad que al menos lo podíamos haber puesto en el comedor, que está al lado del balcón. Pues no. Todo o nada. Aquí hacemos las cosas bien. Nada de medias tintas. Qué es eso de aquí sí y allá no. O se pone en todo o no se pone. Pues no se pone.

#LaBolsaOElVentilador #CogeLaBolsayCierraRápidoQueSeVaElFresQuito

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, ventilador, oda al ventilador, bochornazo 2

Me estoy acordando yo ahora mismo de lo que me iba a molestar el ruidito de la bomba, versus todo el tráfico que oigo por tener las ventanas de par en par en un intento por no agonizar en mi propio hogar. ¡Nefasto!

Y dicho esto, alabado sea el ventilador. El hermano humilde del aire acondicionado. Cierto. Pero también el hermano mayor del abanico. ¿O no? Pues eso, que vivo en un Gran Hermano de humildad continua. Tengo uno en la cocina, uno en mi habitación, uno en el comedor… ¡ya tendría amortizada la instalación del aire!

Y así paso mis días estivales, como si estuviera en una continua actuación de Paulina Rubio, que ahora mismo mientras os escribo tengo la melena al viento como JLo grabando un videoclip. Muy fan del ventilador non-stop. No puedo pensar en una adquisición más preciada en estos días. Lo tengo en “marcha 3” desde que pongo un pie en el suelo.

#EstaSoyYoAhoraMismo #EscribiendoElPostConLaMarcha3tumblr_m6haz3brqv1rziu0oo1_500

A pesar de que, no nos engañemos, lo que mueve es todo el rato el mismo aire, o sea, que es un poco ‘engañabobos’. Porque ya me diréis vosotros, cuando el ambiente esta caldeadito el único aire que mueve es el mismo caldo que hay en estático, así que lo que hace es crear una brisa sahariana modelo ‘Vacaciones en Tánger’… pero oye, ¡bendito sea en momentos de desesperación!

Cuando mis quehaceres me lo permiten y me estiro en el sofá, ese aire se vuelve mucho más agradecido. Noto que me acaricia la piel, a ratos –en cada vuelta me tocan tres segundos- pero eso me ayuda a apreciarlo aún más y a esperar con ansia la siguiente vuelta.

Esos tres segundos gloriosos me transportan a primera línea de mar, pero ahorrándome toda la arena y la chiquillada. Me voy relajando. Es una brisa suave que abraza mi piel sudorosa invitándome a fundirme con el sofá y a olvidarme de que estamos en la canícula veraniega y que un año más servidora la va a pasar sin airea condicionado.

Pienso en que al menos no estoy dañando el medio ambiente, pero ni mis pensamientos ecologistas hacen que me sienta mejor.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, ventilador, oda al ventilador, bochornazo 2 32

Ayer me dijo mi profesora de narrativa que no fuera boba, que me comprara un ventilador de esos que se enchufan con USB al ordenador… “…y así trabajas con todo el aire en la cara”. ¡No sé! ¡No lo veo! Es como modernizar en exceso un clásico. ¿Un ventilador enchufado al ordenador? Es que me suena raro. Algo así como si le pusiéramos un push up a las enaguas de mi abuela. ¡Me resisto!

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, ventilador, oda al ventilador, bochornazo 2 3 7

En fin, voy acabando que se me empieza a enredar la melena y como me enrolle con el ordenador pillo hasta un resfriado. Igual voy a tener que bajarlo al 2…

¡Por Dios! Contestadme desde el otro lado. ¡Decidme que también sois fans del ventilador! Y los que, como yo, no tenéis aire acondicionado, ¿cómo pasáis vuestros días?

Agrrrr.

#YoNoSoyGente #YVosotrosTampoco #JonesAgoniza

jones

Advertisements

¿A QUE TE DOY UN OXÍMORON?

Mirad, yo pienso que está bien admitir que una no puede ser buena en todo. Que en algunas cosas una destaca, que en otras es bastante aceptable tirando a regularcilla y que en ciertas cosas es un maldito tremendo desastre.

Que la moda se me da bien es un hecho. Soy capaz de montar los looks en mi cabeza mientras estoy tumbada en el sofá y mi Santo me masajea los pies (sí, le tengo subcontratado este servicio -yo doy otros, no os penséis que todo va de gratis-).

Lo de la decoración, pues muy bien también. Estoy feliz haciendo mis prácticas en pisos de aquí y de allá.

Aunque la semana pasada me tocó montar un casoplón que yo creo que ni el de la Preysler. Cinco lavabos por planta. Jolín, que había que moverse por allí con mapa. Que te dejabas unos cojines en el ala sur y tenías que ponerte un dorsal de maratón y poner en marcha el Runstatic para llegar a la otra punta de la casa.

¡Tres plantas tenía! Tuve que subir tantas veces aquellas escaleras que creo que más que ‘hacer culito’ lo que hice fue echar un culazo que ni la Kardasian. Me tocan muchas así y este verano reviento el biquini.

#AsíMeVeoYoEsteVerano

En fin, a lo que iba, que en lo que soy una patata es en clase de narrativa. Aquello es más una cuestión de fe. Yo voy allí a aprender, a empaparme de conocimiento, a absorber como una esponja, literalmente… ¡porque la mitad de las veces no se ni de qué hablan!

Y que conste que yo era muy buena en literatura en secundaria, pero hace ya tanto de aquello… que lo pienso y casi veo diplodocus habitando la tierra.

Mirad, que como la profesora es maja y le tengo confianza sé que todo va bien, aunque a veces habla como si estuviera poseída por Vargas Llosa –o vaya a usted a saber quién- después de tres carajillos. ¡Yo no la entiendo ni palabrita!

Las clases las hacemos en un aula de una escuela de idiomas. En ocasiones la miro y pienso que me he colado en clase de ruso o mandarín nivel 3: es imposible que aquello sea castellano.

El otro día me mira fijamente y me dice: “Alicia, a ver, dame un Oxímoron”. Para flipar. No sé si me estaba pidiendo un abrazo, una ostia o algún medicamento parecido al gelocatil para la migraña.

Ante mi cara de what-the-fuck-me-estás-contando, añade: “Pues una paronomasia si te es más fácil”. No, no me es más fácil. Y no sé qué te está pasando en la boca, pero empiezas a preocuparme.

Con lo fácil que es decir “dame dos palabras de significado contrario que tengan sentido”, eso es un oxímoron. Por ejemplo, yo le hubiera dicho:

Caos organizado

(que es lo que tengo yo en la cabeza en estos momentos. Un jaleo que lo flipas, pero organizado por etiquetas).

Que llegué a mi casa y busque preocupada paronomasia, por si era un insulto y yo me había quedado tan fresca. Pues no, resultó ser un “juego de palabras que se distinguen solo por un fonema y tienen significados muy diferentes”.

¡Ostras! Es decir, como los amores que pasan, pesan, pisan y posan (que yo ya había escrito AQUÍ, sin saber qué estaba haciendo una paronomasia. ¿Igual es que soy muy intuitiva? ¡A ver si voy a ser buena!

#¿VendríasiendoestoUnOxímoronurbano?

Pero… ¿por qué tenemos esta manía de poner nombres raros a las cosas? Lo digo porque va uno al médico con la cabeza que le va a estallar y el profesional va y se descuelga con un: “¿Tiene histórico de cefaleas?”.

Que el otro día me hice daño en el costado izquierdo, cerca de la cadera, corriendo, y el traumatólogo, muy majo él, me dice: “El psoas que se te ha desgarrado”. No fastidies. Que suena a grave. Que tengo la sensación de que me van a tener que ceder el asiento en el tren para que no se me caiga el psoas de marras por el camino.

¿Qué tal si me dijeras que me he hecho una pequeña rotura fibrilar y me voy yo tan contenta a seguir dando caña?

#¿MeEstaráHablandoEnesperanto?

En fin, que yo confío y confío en que estoy avanzando… en narrativa, digo. Mi profesora dice que he aprendido mucho, que voy para Cervantes. ¿Será una hipérbole? (Exageración evidente que deforma la realidad). Creo que más bien es una ironía.

En la última clase nos pidió a todos que habláramos del último libro que estábamos leyendo.

Mientras me llegaba el turno, pensaba y pensaba a toda mecha: el “Vogue colecciones”. No. No. Eso no. “Recetas fáciles para cocinar con Lékué”. Ostras. Tampoco. Los 10 mejores destinos de playa para este verano”. Bufff. me da mí que con esto no voy a convencer.

El caso es que se pasó el tiempo, se acabó la clase y no me llegó el turno. Mejor. Ya sudaba hasta por las pestañas.

Ahora estoy leyendo a Capote, a Tenessee Williams y a Cortázar a la par. A veces me lío un poco. Igual me estoy haciendo mi propia historia con la mezcla de los tres. Lo mismo leo mientras espero el cortado en un bar, que en los semáforos demasiado eternos.

Ahí ando, culturizándome a toda velocidad mientras sigo decorando mansiones y tuneándome para mis looks.

Y es que quien mucho abarca poco aprieta, que dice siempre mi madre. Pero es que siendo tan intensa yo no puedo escoger hacer una sola cosa. Eso sí, no conozco el aburrimiento.

Chic@s, ¿Qué estáis leyendo vosotros ahora? Ja. Menudo aprieto, ¿eh?

#YoNoSoyGente #YvosotrosTampoco #JonesSeCulturiza

TURISTADAS

Buenas a todos. Hoy os escribo desde mi lugar de vacaciones: mi querida Carboneras, donde estoy entregada a la realización sin consciencia alguna de turistadas varias y tonterías al por mayor.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Turistadas de verano 2

Me apunto a cada sarao que se presenta y a cada fiesta sacada de la manga que me voy encontrando.

Ayssss, las fiestas de los pueblos. Esas animaladas inventadas vete-a-saber-por-quién que los habitantes siguen como si fuera un mantra y que los turistas vemos como una aberración.

Aquí en Carboneras, durante las fiestas del pueblo ponen una feria enorme en el paseo marítimo. La feria está a medio camino entre la orilla de la playa y los bares que hay en el mini paseo con sus mesitas fuera.

Que estas subida en un cacharro y en la misma vuelta ves las lanchas zodiac de los buceadores y los chocos que se están comiendo los de la mesa cuatro. Pero ellos a lo suyo. ¿Queremos feria? Sí. ¿Dónde la queremos? En el Paseo. ¿Podremos pasar? No.

Y a quién le importa, es verano y si es necesario te desvías tres calles para avanzar. Aquí nadie tiene prisa.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Turistadas de verano 4

El día 15 de Agosto se celebran las Fiestas del Pescador. Sacan a la Virgen de la Iglesia y la suben en un barco pesquero.

Yo, que no soy ni devota ni creyente: sufro.

La Virgen se bambolea en su plataforma mientras la zarandean de un lado a otro intentando que suba a bordo. Y luego están los fieles que se lanzan desde el puerto y se agarran a la barandilla del barco con pinta de dejarse los dientes si no de caer al agua.

El jaleo es máximo, la organización es mínima, pero oye tú, ¡nunca pasa nada! La Virgen año tras año se sube al barco, se pasea y vuelve a su refugio tan tranquila. Y los resistentes fieles vuelven a su casa con toda la dentadura.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Turistadas de verano

El día 16 de Agosto es fiesta grande en Sorbas, el pueblo vecino, allí se celebra “San Roquillo”, que no es otro que San Roque, venido a menos, pero con agasaje máximo.

Sale el santo en su plataforma y los devotos y turistas, entre los que me hayo, detrás que vamos. Pues allí lo que se lleva es honrar al patrón lanzando roscos de pan de dos kilos al aire desde los balcones.

Hombre, no os negaré que la primera vez que lo ves impresiona y como no estés al tanto de los panes-ovnis voladores el coscorrón que te llevas como souvenir te dura hasta el regreso a casa.rosca_gremio, yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, turistadas 13

Luego ya te vienes arriba y lo que se trata es de cogerlos al vuelo y ponértelos en los brazos y acabar la tarde con los brazos llenos de roscos, como si llevaras unas pulseritas de estilo boho.

Cuando acaba el paseíllo te regalan – sí, sí, he dicho regalan – una bandejita de jamón y un vaso de vino, pan ya llevas y la merienda ya la tienes organizada. ¡Ala! ¡A disfrutar!

Pero la verdad es que me divierto mucho. Me encanta la posibilidad de salir de mi rutina organizada habitual y pasar los días participando de fiestecillas y saraos peculiares como mínimo.

También pienso coger un catamarán (catamarancito) en el que supuestamente vamos a entrar 80 personas. Miedo me da. Veo venir el Titanic pero en modo casero y en el Cabo de Gata.

Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Turistadas de verano 34Me aseguraré que haya algún Di Caprio antes de subir, que al menos amenice el paseo, alegre la vista y ayude cuando nos vayamos todos al garete agua.

También he visto un anuncio que pone “yate para ver la puesta de sol”. Suerte que menda lerenda ya no se cree nada, así que he caminado los 3 kilómetros de nada que separan el puerto de mi hotel, sólo para ver el susodicho yate.

Ya cuando llevaba un rato sin dar con él, le he enseñado a un chico que había en el puerto el anuncio y me ha señalado un barquito, barquichuela, canoa, flotador…¡Ostia, cómo desarrolla el calor la imaginación!

De momento mañana me he alquilado unas bici-burro, sí, sí, de ésas que no son eléctricas del todo, pero tienen un motorcillo que te echa una mano en Yo no soy gente, historias reales, mundo surrealista, Turistadas de verano 8caso de echar el hígado al primer repechón.

Tengo que recogerlas en un cortijo, cuyas indicaciones son bastante dudosas: “Tú tiras todo recto un rato, luego verás una encina grande, tú sigues y ya luego verás un letrero colgado de un árbol, pues más o menos ya estás”.

En fin, años de veraneo en estas tierras han hecho callo en mi mente y hacen que estas indicaciones me parezcan dignas de Google Maps.

¡Ya os contaré si llego!

Y para rematar este año, me he apuntado a una carrera entre dos pueblos, 10 kilómetros, 23 repechones, 40 grados cayendo en picado y sin coche escoba. Yo creo que para cuando llegue al pueblo meta han desmontado hasta el chiringuito de llegada.

4_kids-runningPero a mí, que junto al helicóptero de Nocilla aprendí lo de “lo importante es participar”, no me importa llegar la última, pienso darlo todo y celebrarlo con unos tintos de verano.

Veo venir que me van a faltar días para los planes que tengo en mente…

Fiesta Blanca en un Pub llamado “Siroko”, gracioso nombre para un sitio donde no corre una triste brisa.

Cine de Verano en el interior de un castillo, donde te llevas tú el cojín porque si no la silla es imposible de soportar ni aunque lo que echen sea un corto.

Y así sucesivamente… ¡adoro las vacaciones! Ese momento en que lo importante es hacer cosas sin importancia. Pienso en  pasarlo bien, no pensar, comer, beber y ponerme gorda…y si me llaman hacerme la sorda.

Un beso a tod@s y… ¡Felices Vacaciones! ¡Disfrutar que el verano se nos va en cuatro ratos!

rosca_gremio, yonosoygente, historias reales, mundo surrealista, turistadas 137

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Feliz Año Nuevo-4, Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista¡Feliz Año Nuevo! Si, si, cómo suena.

No me he vuelto loca, es que por si no os habíais fijado el año empieza dos veces.

¿O acaso Enero y Septiembre no se parecen mucho?

Piensa en los canalones, la sopa de galets, el pavo y los turrones y sustitúyelo por las cenas en los chiringuitos, el pescadito frito, las tapitas y otras fritangas propias del verano. Ah! Y añade los helados, y las horchatas y los gin-tonics, no te dejes nada.

Feliz Año Nuevo-1, Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista

Las horas invertidas rastreando grandes superficies para encontrar el regalo perfecto de Reyes versus las visitas y revisitas a las tiendas de souvenirs por lo de “no volver así, sin nada” y tener que comprar un detallito para toda la familia.

Y luego ya: los remordimientos. Los kilos de más, las dietas venideras y la lista de los buenos propósitos porque ahora sí que sí, que “de Septiembre no pasa”.

Feliz Año Nuevo-5, Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealistaSeptiembre es una suerte de “recuperación” cómo cuando suspendías una
asignatura en el Insti y contabas con una segunda oportunidad en Septiembre. Pues igual, para todos aquellos que tengáis propósitos no cumplidos de enero ahora podéis “renovarlos”.

Así pues, eso: Feliz Año Nuevo. Estrenamos Septiembre. Estamos todos de vuelta. O casi todos, que es lo que cuenta, así que hay que ponerse manos a la obra.

Hay que regenerar la piel a base de peelings y tratamientos de hidratación en profundidad. Devolver brillo al cabello a través de mascarillas mil y sobre todo pasar por la pelu para quitarte ese rubio-requemado-por-el-sol que gastas ahora mismo y que aunque en destino te daba un rollo surfer en la ciudad te da más bien un rollo de choni superlativa.

Feliz Año Nuevo-3, Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealistaOtra cosa son los kilitos de más, pero bueno si estabas pensando en apuntarte al gimnasio, ¡ha llegado tu momento! Alentada por el “ahora sí que si” te apuntas al gym y vas allí cada tarde como si no hubiera un mañana a darlo todo (cuidado porque esto lo verifico en persona, pasa cada septiembre, la gente hace 4 clases diarias y dura 2 días) habría que considerar la moderación y la dosificación a partes iguales.

A esto añádele la irremediable dieta, que aún hace calor y apetece frutita, así que ¡aprovecha! y añádele un par de preparados diuréticos de la farmacia para acelerar la perdida de líquidos retenidos.

Y ya tenemos la operación post bikini en marcha (que viene a ser cómo la pre-bikini pero más deprimente porque ya se ha acabado lo bueno) y ahora ya ni te acuerdas de las vacaciones. En realidad crees que las has soñado en una de esas cabezadas que das cuando la modorra del hambre aprieta.

Solo espero que hayas hecho muchas fotos porque es la única prueba fehaciente que tienes de que un día – no muy lejano – estabas en la playa.

Feliz Año Nuevo-7, Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealista

Y no añado aquí el tema de la vuelta al cole, porque cómo no soy madre no lo vivo en primera persona, pero veo el stress que esto produce en mis compañeras e imagino que no es tarea fácil ni de lejos.

Feliz Año Nuevo-8, Yo no soy gente, Historias reales, mundo surrealistaPara mi Septiembre es el mes de las “pruebas”. Todas las escuelas de algo te dejan probar sus actividades y como yo me renuevo año tras año en mis extraescolares, pues me cuesta decidirme…

Así que pruebo yoga. Y yoga kundalini por ver la diferencia. Y Chi-Kun. Y una clase de Aikido que es un tipo de defensa personal que nada tiene que ver con lo anterior. Y Capoeira por eso de que da buen rollito y me cuestiono si comenzar paddle…

Y luego la realidad se impone y me doy cuenta que yo en realidad tiempo libre libre tengo nada poco. Porque yo el tiempo libre me dedico a ocupármelo sin piedad.

Pero bueno que conste que aquí, que en mi lista renovada de propósitos que estreno este septiembre está el de “No liarme demasiado”. A ver qué tal me salgo.

Pues eso Feliz regreso de vacaciones, Feliz septiembre y ¡Feliz año nuevo!

#deseptiembrenopasa #buenospropositosquenosecumplen #matarseenelgimnasiosolodosdias